-

Proponen aplicar un impuesto a departamentos vacíos para aumentar la oferta de alquileres

19 de junio de 2018

Las viviendas ociosas se detectarían gracias a los niveles de consumo de los servicios públicos.

La propuesta no es nueva, pero ahora la agrupación Inquilinos Agrupados vuelve a la carga envalentonada tras la sanción de la Ley de Alquileres y propone imponer un gravamen a las unidades habitacionales ociosas.

Inquilinos Agrupados presentó ante le gobierno porteño una serie de propuestas tendientes a bajar los costos de los alquileres. Entre ellas se destaca la imposición de un impuesto a las viviendas ociosas para impulsarlos a sus dueños a que las alquilen. Una mayor oferta de departamentos disponibles, aseguran, permitirá que bajen los alquileres.

Una mayor oferta de departamentos para locación, aseguran, permitirá bajar el precio de los alquileres

También reclaman que los certificados que se exigen para firmar el contrato sean gartuitos y que la garantía pueda provenir de un préstamo bancario.

La posibilidad de imponer un gravamen a las viviendas ociosas es un tema que se viene discutiendo desde febrero pasado en una mesa de diálogo que conformó el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y de la que también participan el Colegio de Corredores Inmobiliarios, la Cámara Inmobiliaria, ONG técnicas e Inquilinos Agrupados

El impuesto se aplicaría sobre aquellas propiedades que no están habitadas ni destinadas a alquileres temporarios a turistas y que se encuentran en condiciones de habitabilidad.

El impuesto se aplicaría sobre viviendas vacías, en condiciones de habitabilidad y que no están destinadas al alquiler temporario de turistas

Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados, explicó que "la vivienda ociosa se detecta a través de los servicios, del nivel de consumo. Cuando se demuestra que la propiedad no está en uso se la aplica un impuesto que va encareciendo su valor mes a mes".

La iniciativa propone además que los fondos recaudados a través de este nuevo gravamen se destinen a la construcción de viviendas públicas destinadas a alquiler y no a la venta como sucede con los planes de vivienda vigentes.

Inquilinos Agrupados reclamó además la creación de un registro público de contratos de alquiler donde se chequeen las condiciones del contrato al que tiempo que inmobiliaria y propietarios no podrían eludir la emisión de comprobantes de pago válidos.

Los fondos recaudados por este impuesto se utilizaría para la construcción de viviendas públicas destinadas a alquiler

El alquiler representa en promedio el 41% de los ingresos de los inquilinos en la actualidad. Esto, sumado a que en la actualidad el valor actual del metro cuadrado en la Ciudad es el más alto de los últimos 40 años, aleja a los inquilinos de la posibilidad de convertirse aguna vez en propietarios.

En lo que va del año los alquileres aumentaron un 13,6% mientras que el alquiler promedio para un departamento de dos ambientes es de 11.173 pesos.

Temas