Comenzó el juicio contra el doble femicida de La Boca: "No fue una locura, fue femicidio"

Por: Bárbara García Crespo
19 de junio de 2018

El 11 de octubre del 2016 Mariano Bonetto, un veterinario de 26 años, mató a puñaladas a Nuria y Natalia. Dos fallos lo declararon inimputable, pero luego de una revisión y una carta que él mismo escribió donde reconoce sus actos, lo llevaron a juicio.

A Natalia le gustaba crear. Hacía pinturas, dibujos, manualidades. Su cuarto era una obra de arte. Al principio eran gatos, de todas las formas y colores. Después, se apasionó con los retratos humanos. Leía mucho pero sobre todo le gustaban los comics. Por eso había empezado a aprender en forma autodidacta japonés. Sabía además del ruso y el español, inglés y griego.

Soñaba con viajar, conocer el mundo, ser libre. Natalia estudiaba en la escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. El 11 de octubre del 2016, se fue con un grupo de amigos a la plaza Irala, en la Boca, después de clases.

Mariano Bonetto

Sin previo aviso, Mariano Bonetto la agarró por detrás y comenzó a apuñalarla. Minutos antes había hecho lo mismo con Nuria Couto, una joven de 18 años egresada de la misma escuela. Nuria murió el 5 de noviembre. Natalia, de apenas 15 años apenas unos días después, el 24.

Apenas dos meses después del hecho tras una escueta investigación, la jueza Wilma López lo declaró inimputable y sobreseído.

“Para dejarnos conformes a nosotros decretó una medida de seguridad, una especie de recomendación, en la que solicitaba su internación durante 25 años en el sector del programa de salud mental de Ezeiza. Pero esa medida no era una condena y podía ser apelada en cualquier momento”, contó Anna Rodionova, mamá de Natalia, a minutouno.com.

Mariano Bonetto
Acusado de asesinar a puñaladas a dos chicas en La Boca
Acusado de asesinar a puñaladas a dos chicas en La Boca

La jueza se había basado en una junta médica que consideró que no era consciente de sus actos. "No le hicieron análisis de orina cuando ingresó. Sólo se basaron en su relato. Es muy grave", aseguró la mamá de Natalia.

Natalia y Nuria.jpg
Mural de Natalia y Nuria
Mural de Natalia y Nuria

La familia de Nuria aceptó el fallo y le dijo a Anna: “No vamos a conseguir una condena asi”. Pero Anna no lo dudó. “Esto no fue una locura, fue femicidio". Este fallo no es una condena y así quedamos totalmente fuera del caso sin justicia”, sostuvo la mujer que junto con su abogada apelaron el fallo.

Seis meses después un nuevo fallo de la misma jueza volvió a considerarlo inimputable y una vez más lo sobreseyó. “Fue otra vez la misma historia. No se había avanzado en nada. Hay testigos que aseguran haberlo visto tranquilo, en sus cabales y además no tienen ningún tipo de antecedente psiquiátrico”, contó Anna.

La carta en la que confesó los crímenes

Una nueva junta médica que contradecía a la anterior, sumado a una carta del imputado en la que se declaraba “culpable de los actos” y la nueva apelación de la querella de Natalia hicieron que la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional revocara en enero del 2017 la resolución y considerara que se trataba de un “pronunciamiento prematuro”.

Así a pedido del fiscal, la jueza López elevó la investigación a juicio en donde Bonetto es juzgado por el doble homicidio simple de Nuria y Natalia y la tentativa de homicidio de uno de los chicos que estaba también en el parque de La Boca.

Varios testigos que lo vieron en Parque Lezama días atrás aseguran que lo escucharon decir más de una vez que había que “matar a todas las mujeres”.

Anna mamá de Natalia
Anna, la mamá de Natalia <div>foto:minutouno.com</div>
Anna, la mamá de Natalia
foto:minutouno.com

“El doble femicidio no lo hizo en el Parque Lezama porque sabía que había policías y que lo habían visto. Fue al Irala donde no lo conocían. Estaba planificado. Quería matar a todas las mujeres por el odio que le había tomado a su ex pareja que lo dejó y ese año se enteró que ella se había casado”, explicó Anna según pudo reconstruir la historia del asesino.

El juicio comenzó el 14 de junio y se extenderá hasta el 5 de julio en los Tribunales de Comodoro Py. “Nuestro objetivo es que se reconozca que se trata de un doble femicidio y lograr la condena máxima. Fueron crímenes de odio hacia las mujeres. En este contexto actual, no se puede dejar de lado”, aseguró Anna.

Temas