-

Tercer caso de acoso sexual de un argentino a una rusa: es cordobés y lo sancionaron en su trabajo

26 de junio de 2018

Se llama Marcelo Genova y es gerente de una importante empresa en la que el 75% de su plantilla laboral son mujeres. A los dos anteriores les impidieron entrar a los estadios.

El primero fue Néstor Penovi, un vendedor de autos usados del Gran Buenos Aires. El segundo fue Claudio Fitterer, un supermercadista de Bahía Blanca. El tercero se llama Marcelo Genova. Es cordobés, trabaja en una empresa de contact centers de su ciudad, y lo sancionaron tras la viralización del video.

Marcelo Genova - Acosador

En el video, Genova le pide a una rusa que diga a la cámara "te estamos esperando, con p... para vos". Ante la repercusión de las imágenes, el gerente de un call center de la capital cordobesa, pidió disculpas públicas.

Marcelo Genova - Acosador
La carta abierta de Mariano Genova <br>
La carta abierta de Mariano Genova

"Mi nombre es Marcelo, soy la persona del video. Estoy en Rusia. Vine para seguir las instancias del Mundial de fútbol. Hice algo de lo que no me enorgullezco y quiero expresarles mis más sinceras disculpas", escribió en su perfil de Facebook.

"Recién cuando lo vi, pude dimensionar el horrible error que cometí del que me siento muy avergonzado. Es por eso que espero que ahora se viralice mi pedido de disculpas, en primer lugar a esta mujer rusa, luego a todas las mujeres, y también a todas las personas que se hayan sentido ofendidas por este episodio. Yo, por mi parte, estoy verdaderamente muy apesadumbrado de mi actitud tan lamentable que no tuvo otra intención que hacer un chiste", argumentó en un posteo que luego eliminó.

Konecta, la empresa para la que trabaja, también emitió un comunicado explicando la sanción al acosador. "El hecho tuvo lugar en el marco de una licencia anual de nuestro colaborador, quien está en Rusia por razones estrictamente personales y sin cumplir función alguna para nuestra empresa", aclararon

Embed

"(Su accionar) no refleja nuestros principios, ni las políticas de igualdad de género y antidiscriminatorias que promovemos (...) Su forma de proceder dista mucho de la filosofía que cultivamos y proclamamos en nuestra empresa, cuya dotación de más de 6.000 colaboradores está integrada en un 75 por ciento por mujeres", afirmaron.

Pese a estar de licencia, suspendieron a Genova "hasta tanto el comité de ética, resguardando el derecho de defensa, defina el caso".

Temas