-

Suspendieron al fiscal Campagnoli tras el pedido de Gils Carbó

13 de diciembre de 2013

La medida fue dispuesta por el Tribunal de Enjuiciamiento de Fiscales. La procuradora General lo acusa de mal desempeño.

El Tribunal de Enjuiciamiento de Fiscales dio lugar este jueves por la noche al pedido de la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y suspendió en su función al fiscal José María Campagnoli, por presunto mal desempeño en una causa contra el empresario Lázaro Báez.

"Me parece muy poco serio e indignante. Voy a seguir dando la pelea que tenga que dar llegando incluso hasta la Corte", señaló el fiscal en declaraciones televisivas, minutos después de conocerse la noticia.

La votación terminó 4 a 3 en favor de la suspensión, que fue apoyada por los representantes del Poder Ejecutivo, del Senado, de la Defensoría General y de la Procuración. En tanto, en rechazo de dicha sanción votaron los representantes del Colegio Público de Abogados; de la Federación Argentina de Colegios de Abogados y el ex Procurador General de la Nación Juan Octavio Gauna.

"Esto es una operación que se ha hecho para suspenderme, no sé si para destituirme. Tal vez en el proceso de jury pueda ejercer mejor mi defensa, y ahí se van a mostrar muchas cosas. Pero en este procedimiento sumarísimo que suspende una trayectoria de 20 años, no pude ser escuchado ni me pude defender", aseguró el funcionario judicial suspendido.

Campagnoli afirmó también que pidió "tres veces" audiencia con la Procuradora, que nunca fue recibido, y que "sus asesores me mentían por teléfono". Asimismo, afirmó que la decisión "tiene por objetivo deslegitimar la investigación y sacarme a mí toda posibilidad de investigar" el caso que involucra al empresario Lázaro Báez.

"Si es por mi trabajo en el caso Báez o en otros casos, va a ser muy difícil tapar la verdad. Tal vez dentro de muchos años se sepa todo", agregó Campagnoli.

Gils Carbó pidió la suspensión de Campagnoli por presunto mal desempeño porque a su criterio cambió el objeto procesal de una investigación contra Báez por presunta extorsión para quedarse con el expediente, que finalmente le quitó la Cámara del Crimen y remitió al juez federal Sebastián Casanello, quien investiga al empresario por lavado de dinero.

Temas