-

-

-

-

Gonzalo Higuaín, el francés que juega para Argentina y va por "la ley del ex"

30 de junio de 2018

Si el Pipita le habría dicho sí a Raymond Domenech en 2006, otra hubiera sido la historia. El "9" de la Selección buscará el gol que se le viene negando contra el país que lo vio nacer.

En 1987, Jorge Nicolás Higuaín era un duro defensor de Boca Juniors. Había surgido en Nueva Chicago, pasó por Gimnasia y Esgrima La Plata y San Lorenzo de Almagro. En el Xeneize se destacó en el equipo que condujo César Luis Menotti y el Stade Brestois 29 (el Brest) le compró el pase y se lo llevó a jugar al fútbol de Francia.

Nancy Zacarías de Higuaín tiene raíces futboleras y boxísticas. Su padre fue el inolvidable Santos Zacarías. En 1987 era el segundo de Juan Martín “Látigo” Coggi, el campeón del mundo de los welter juniors que paralizaba al país con sus peleas contra Patrizio Oliva o Eder González. Su hermano es Claudio Zacarías. Ese año coincidió con su marido en el Xeneize. Al año siguiente se fue a San Lorenzo donde una bomba de estruendo casi le hace perder la mano y la vida.

Nancy y Jorge eran papás de Nicolás, hoy representante de jugadores, y esperaban su segundo hijo. Ella viajó embarazada y no pudo volver a la Argentina a dar a luz al segundo de los cuatro varones. Después vendrían Federico que también es futbolista y el pequeño Lautaro. Llegó al mundo en Brest, el 10 de diciembre de ese año y lo llamaron Gonzalo Gerardo.

El “Pipita” Higuaín es francés y pudo haber jugado este sábado para Francia por el Mundial de Rusia 2018. De hecho, no fue parte de las selecciones juveniles de Argentina porque no tenía la ciudadanía habilitante.

Gonzalo Higuaín
Gonzalo Higuaín
Gonzalo Higuaín

En noviembre de 2006, Raymond Domenech convocó a Gonzalo para el amistoso que el subcampeón del mundo vigente iba a jugar contra Grecia. El por entonces promisorio delantero de River, rechazó la citación. “Es una falta de respeto”, dijo el entrenador aficionado a la astrología que condujo a “Les Bleus” a la final del Mundial de Alemania con un Zinedine Zidane estelar.

Finalmente, el ahora delantero de la Juventus debutó en la Selección Sub 23 que conducía Sergio Batista en 2008 pero quedó fuera de la nómina que ganó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing. Ahí quedó inhabilitado para jugar para Francia.

Fue Diego Armando Maradona quien le dio la chance de jugar su primer partido con la albiceleste que siempre quiso. Marcó el primero de los goles contra Perú por las Eliminatorias para Sudáfrica 2010 en su primer partido. El segundo fue el épico de Martín Palermo. Desde entonces, es fija y carta de gol de la Argentina.

Este sábado, el francés Higuaín va por la "ley del ex". Y no pasará como aquellos que piden perdón en silencio a su antigua tribuna. Si mete el esperado gol, lo va a gritar con alma y vida.

Temas