El largo prontuario del falso intérprete

16 de diciembre de 2013

El jueves explicó que había sufrido un episodio esquizofrénico que lo distrajo durante las traducciones de los mandatarios que participaron en el funeral de Mandela.

El falso intérprete de señas que trabajó en el servicio religioso de  Nelson Mandela fue acusado de violación en 1994, de robos y asaltos a domicilios en 1995 y 1997 y de secuestro y asesinato en 2003.

Thamsanqa Jantjie explicó el jueves que había sufrido un episodio esquizofrénico que lo distrajo durante las traducciones de las intervenciones de los jefes de Estado en el funeral de Mandela en Johannesburgo el pasado martes.

Según el canal de televisión sudafricano eNCA, muchos de los cargos a los que se enfrenta fueron retirados tras alegar que sus problemas mentales le impedían ser juzgado.

Jantjie fue absuelto de la acusación de violación, pero fue declarado culpable de robo, por el que fue condenado a tres años de prisión, aunque no está claro si cumplió la condena.

Documentos judiciales revelan que el homicidio, el intento de asesinato y el secuestro del que fue acusado junto a otras personas en 2003 fue remitido al Tribunal Superior de Gauteng en 2004 y concluyó en noviembre de 2006, aunque el expediente judicial está vacío.

Jantjie se negó a comentar lo que pasó con el caso, mientras que la Fiscalía Nacional dice que no puede confirmar o negar la existencia de estos cargos contra Jantjie.

El ministro de Arte y Cultura sudafricano, Paul Mashatile, informó que el Gobierno planea regular la profesión de intérprete con una nueva ley que se aprobará en 2014.

"Pedimos disculpas al colectivo de sordos y a todos los sudafricanos por cualquier ofensa que haya podido sufrir", dijo en un comunicado difundido por el Ejecutivo.

"Esperamos empezar a regular la profesión a principios de 2014, a través de la Ley del Consejo de Intérpretes de Sudáfrica, para que este incidente no vuelva a ocurrir jamás", añadió.

Temas