VIDEO: Con lágrimas y acusaciones de violencia de género, así declaró Nahir Galarza

29 de junio de 2018

La joven de 19 años declaró este lunes como acusada por el asesinato de Facundo Pastorizzo. Ahora se conocieron tramos de su testimonio.

La semana que viene los jueves darán su veredicto en el caso por el asesinato de Facundo Pastorizzo. Pero se conocieron tramos que la declaración de la acusada, Nahir Galarza, dio este lunes, cuando la fiscalía y la querella solicitaron la pena de prisión perpetua para la joven de 19 años.

declaracion nahir galarza 1

La chica aparece llorando en varios momentos y relata lo que sería una relación enfermiza donde ella sería víctima de violencia de género por parte de alguien que, dice, no era su novio pero que parece conocerla muy bien.

“Me decía que era una zorra, una desesperada y después se puso más agresivo porque yo le contestaba”

"Me habló alterado, estaba como desesperado, yo pensé que le pasaba algo porque estaba re desesperado, diciéndome que estaba afuera de mi casa, que le abriera ya, urgente, y yo así descalza como estaba salí corriendo porque lo tenía alterado, no sé qué le pasaba", dice en un momento de su descargo sobre un episodio que habría ocurrido en Navidad.

declaracion nahir galarza 2

Luego dice que Pastorizzo se enojó con ella y comenzó a agredirla: “Me agarró del pelo, y no me soltaba”. “Él me dice una palabra que a mí me afectaba un montón, que no me pensaba de dejar de ver con nadie por él", siguió.

También se refiere a agresiones verbales: “Me decía que era una zorra, una desesperada y después se puso más agresivo porque yo le contestaba”. Tras la presunta respuesta de ella la situación se habría puesto peor: “Me empezó a sacudir, a empujar por todos lados, y yo me defendí. Lo agarré del brazo con el que me estaba pegando".

declaracion nahir galarza 3

Además, la acusada dice: "Él me mordió la mano cuando me estaba defendiendo”. Por la mordida se le habría salido un anillo que tenía la chica y luego le habría mordido en otro lugar de la mano y le quedaron “todos los dientes de él marcados”. “Me quedaron varias semanas, todo alrededor de la mano, de abajo y de arriba, me quedó violeta", afirmó.

“Yo una vez le había contado a Fernando que a pesar de que no lo demostrara, yo llegaba a mi casa, o a la noche me acostaba y me largaba a llorar, y no se lo conté para que me tuviera lástima, ni nada, se lo conté para que se diera cuenta de que me estaba haciendo mal”, dijo y lagrimeó, luego agregó: “A partir de ese día que le conté eso él lo empezó a usar en mi contra porque me decía que era depresiva".

Temas