-

Una joven impidió el despegue de un avión para frenar la deportación de un refugiado

25 de julio de 2018

Elin Ersson retransmitió por redes sociales su protesta en la que se negaba a sentarse hasta que no se bajara el refugiado.

Elin Ersson, una joven estudiante y militar sueca logró impidió la deportación de un afgano de 52 años al negarse a sentar en un vuelo entre Suecia y Turquía en el que las autoridades trasladaban al hombre.

La joven filmó toda la escena y la transmitió en vivo por su cuenta de Facebook, donde el video fue visto más de 2 millones de veces. En la grabación, se ve a la joven de 22 años muy emocionada pasearse por el pasillo central del aparato insistiendo en que, si el hombre permanece en el vuelo y vuelve a Kabul (Afganistán), probablemente morirá.

Sueca impide la deportación de un refugiado

Su presencia en el vuelo no fue casualidad. Ersson compró un pasaje cuando se enteró que "un solicitante de asilo afgano iba a ser expulsado por este vuelo", según el diario británico The Guardian.

Pese a la insistencia de la tripulación de vuelo, Elin se negó a sentarse. "Hago lo que puedo para salvar la vida de alguien. Mientras alguien esté parado, el piloto no puede despegar. Solo quiero evitar esta expulsión y luego obedeceré las reglas", afirmó

Un inglés se molesto por la protesta, la increpó e intentó sacarle su teléfono, pero la joven le preguntó "¿qué es más importante, tu tiempo o la vida de una persona? Quiero que baje del avión porque no está seguro en Afganistán. Estoy tratando de cambiar las reglas de mi país, no me gustan. No está bien enviar a personas al infierno", insistió.

Después de unos diez minutos, un miembro de la tripulación le indicó que el refugiado "bajará del avión". La joven, visiblemente emocionada, se para en la puerta para vigilar la escena. "Sacan su equipaje, así que estoy esperando que alguien me diga que puedo salir", explicó. Al final, cuando el inmigrante afgano es retirado por tres guardias de seguridad, varios pasajeros aplaudieron a Ersson.

Ahora, la joven podría enfrentarse a una pena de hasta seis meses de prisión al cometer un delito por incumplir las órdenes del piloto. Según la agencia de noticias Deutsche Welle, el hombre será deportado en otra oportunidad.

Temas