La estafa más asquerosa en Uber: ¿qué es el "fraude del vómito"?

25 de julio de 2018

El pasajero viaja confortablemente a destino, paga el servicio con su tarjeta de crédito y luego descubre que le cobraron un "extra" por limpiar un auto que no ensució.

Así de sencillo es el fraude que se puso de moda entre los conductores de Uber en algunas de las ciudades donde funciona el servicio: cobran entre US$ 80 y US$ 150 por "limpiar el vómito" de un pasajero que no ensució el auto.

El "fraude del vómito" en Uber sale a la luz cuando el usuario de la aplicación recibe el mail con el monto final del viaje, en el que consta un cargo extra por la limpieza del auto que no ensució y muestran las fotos para probar el supuesto desastre.

"Hace tiempo que pasa esto. La mayoría de las personas no mira los gastos de su tarjeta de crédito así que los conductores terminan cobrando entre 80 y 150 dólares de más", explicó una chofer que trabaja con la aplicación al sitio Miami Herald.

Los casos se dieron en Estados Unidos y Australia, por ejemplo, pero ningún país donde funcione Uber está exento de tener un conductor "avivado".

conductor uber fraude estafa.jpg
Los choferes de Uber pueden cobrar extra para mantener sus autos impecables, pero algunos se aprovechan
Los choferes de Uber pueden cobrar extra para mantener sus autos impecables, pero algunos se aprovechan

Cuando los pasajeros se percatan del fraude, la única vía de protesta es a través de un mail y a menudo hacen falta varios intercambios con diferentes interlocutores hasta lograr el reembolso.

Una periodista del MH canceló un viaje al aeropuerto porque su chofer nunca apareció, y la aplicación no sólo le cobró US$ 16 por el viaje sino también US$ 6 por cancelarlo y unos 150 dólares por el costo de limpieza de un auto al que nunca se subió.

"Pedí un Uber para ir de Wynwood al área de Edgewater. En un momento del viaje el conductor me dijo que la calle estaba cerrada y que me tenía que dejar cerca de mi destino para evitar un costo extra. Acepté y me bajé", explicó Andrea Pérez, otra damnificada.

El conductor le cobró US$ $98 por la limpieza del vehículo, y mostró fotos del desastre que Pérez no había causado y la mujer tuvo que lidiar con la burocracia en nube de la aplicación para que le reembolsaran el dinero.

Temas