Salió a la luz otro caso de un paciente que casi muere por los médicos truchos

26 de julio de 2018

Marcelo Blanco, de 40 años, tiene una vida sedentaria porque no puede arriesgarse a un segundo infarto. Ante un fuerte dolor de pecho, el falso médico le aplicó una inyección, le dio una pastilla y lo mandó a la casa.

Otro caso de un paciente que corrió riesgo de vida tras ser atendido por el médico trucho de Cañuelas salió a la luz. Se trata de Marcelo Blanco, de 40 años, quien en febrero pasado ingresó al hospital municipal con un fuerte dolor de pecho, ante lo que el brasileño Felipe Nori sólo le aplicó una inyección, le dio una pastilla y lo mandó a la casa.

Según detalló la esposa de Blanco por C5N, su marido tuvo un infarto y vivió siete horas críticas hasta que fue operado en otra clínica. El corazón de Marcelo quedó dañado y ahora su enfermedad cardíaca es crónica.

"Su vida es muy sedentaria porque no puede arriesgarse a un segundo infarto", señaló Virginia, quien una vez recuperado su esposo volvió al centro de salud de Cañuelas, se hizo pasar por una paciente de Nori y le gritó y lo insultó.

"No me echó del consultorio porque si no iba a salir todo a la luz. Desapareció cuando presentó la licencia matrimonial. Ahí saltó todo", reveló la mujer.

Embed

El caso de Blanco se suma al de un chico de 16 años, quien casi murió por una pancreatitis luego de ser atendido por el falso médico.

"Un día, mi hijo se descompuso, lo llevé a la salita de primeros auxilios de Máximo Paz y Nori ni siquiera lo revisó. Le pidió a la enfermera que le aplicara un inyectable y me dijo que lo llevara a casa", relató Ignacio López en declaraciones televisivas.

Al día siguiente, el chico empeoró: "Lo llevé a la salita y de nuevo estaba Nori. Le dije que a mi hijo le pasaba lo mismo, pero le puso un suero sin revisarlo. Y, de nuevo, lo llevé a casa".

A las pocas horas, el hijo volvió a empeorar y el padre lo llevó a un centro médico de Monte Grande. Le diagnosticaron una pancreatitis y le hicieron una pequeña cirugía.

medicos truchos.jpg
Dos brasileños ejercían la medicina en Cañuelas sin haberse recibido de médicos
Dos brasileños ejercían la medicina en Cañuelas sin haberse recibido de médicos

Nori y Thais Soares Costa se apropiaron de las identidades de dos médicos y trabajaron en el hospital Angel Marzetti, de Cañuelas, por 9 meses.

Tras el descubrimiento de las falsas identidades, la mira se puso en la institución por no haber detectado las irregularidades que había con el personal. Se inició un control interno con el que se le pidió documentación a todo el personal.

Del total hubo cuatro personas que entregaron fotocopias y fueron automáticamente separados del establecimiento, por lo que ahora son seis los posibles médicos truchos que trabajaban en el hospital.

mujer paciente de los falsos medicos de cañuelas

Temas