Envían el pedido de suspensión para Flybondi a la Justicia penal de Morón
También se busca interrumpir el funcionamiento de El Palomar por cuestiones de seguridad.

El juez federal Sergio Torres resolvió este martes enviar a la justicia penal de Morón el pedido del fiscal Jorge Di Lello de suspender las operaciones de Flybondi así como también del aeropuerto de El Palomar por razones de seguridad.

La decisión sobre el funcionamiento de Flybondi y de la terminal aérea quedará en manos del juez federal Nestor Barral, pero Torres también envió una copia del pedido de Di Lello a la justicia en lo contencioso administrativo de San Martín, donde se tramita la causa por la habilitación de El Palomar.

El Ministerio de Transporte y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) también recibieron copias del pedido de Di Lello.

En su pedido de suspensión, Di Lello consignó que hubo irregularidades en el relevamiento que las autoridades aeronáuticas debieron haber hecho en El Palomar, así como en el funcionamiento y mantenimiento de las aeronaves que utiliza la línea aérea low cost.

Di Lello dio cuenta del "riesgo potencial" ante la justicia porteña por considerar que es su jurisdicción dado que atañe a diversos organismos y autoridades nacionales que tienen su asiento en la Ciudad de Buenos Aires.

Entonces llegó el pedido a Torres, quien entiende en una causa en la que está imputado el presidente, Mauricio Macri, por supuestas maniobras para adjudicar ciertas rutas aéreas a compañías como Avianca.

Torres pidió informes al Ministerio de Transporte, a la Administración Nacional de Aviación Civil, al presidente del Organismo Regulador de Sistema Nacional de Aeropuertos , al titular de la empresa Aeropuertos Argentina 2000, al presidente de London Suply y al titular de la Empresa Argentina de Navegacion Aérea.

Como todos estos organismos y personas están en la Ciudad de Buenos Aires, el fiscal entendió que le compete a Torres el caso, pero el juez se lo pasó a su par de Morón.

Di Lello afirmó que es necesario esclarecer cómo fueron gestionados "los mecanismos de control de vuelos en situaciones climáticas adversas (sistema ILS y ranurado de la pista), por cuanto resulta axiomático que si dichos organismos habilitaron el funcionamiento de la terminal aérea de El palomar, debieron haberse hecho relevamientos previos en dicha terminal, lo que está visto así no ocurrió".