Peligra la sanción del aborto legal: éstos son los 4 cambios para que el proyecto sea ley
El texto aprobado en Diputados no pasaría el recinto de la Cámara alta, y los senadores que respaldan la interrupción voluntaria del embarazo ya tejieron una estrategia para la reunión de comisión de hoy, donde buscar emitir dictamen.

En la recta final del debate que se lleva a cabo en el Senado, por estas horas hay una diferencia a favor del rechazo del proyecto, que reúne hasta el momento 35 votos contra 32 de quienes apoyan la legalización del aborto. Hay, además, tres indecisos. Si llega a haber empate, la que definirá será la vicepresidenta Gabriela Michetti, en contra de la ley.

Embed

Frente a este panorama, los senadores que respaldan la legalización no dan aún la votación por perdida, dado que confían en sumar el voto de alguno de los tres legisladores indefinidos y sostienen que el tema se definirá el día de la sesión, el 8 de agosto.

En busca de conquistar a esos "indefinidos" y sumar el respaldo de algún senador que ya se pronunció en contra, este martes por la noche los senadores que respaldan la legalización del aborto acordaron introducir cambios al texto original -y que tuvo media sanción de Diputados- para que finalmente sea aprobado en el recinto y se convierta en ley.

La decisión se tomó un día antes de que este miércoles se firme en un plenario de comisiones este dictamen consensuado, que será puesto a votación el 8 de agosto y luego de que Ángel Rozas (Chaco), María Belén Tapia (Santa Cruz) e Inés Blas (Catamarca) anunciaran su rechazo a la legalización, lo que aumentó la cantidad de votos en contra del proyecto.

Aborto Macri.mp4
Your browser doesn’t support HTML5 video

Esas modificaciones contemplarían la propuesta conocida como la "opción Córdoba".

Se trata de una serie de reformas impulsadas por los senadores cordobeses Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez y Carlos Caserio, entre las que se destaca la reducción del plazo en el que se autorizaría la interrupción voluntaria del embarazo de 14 semanas de gestación a 12.

Otra de las modificaciones sería la objeción de conciencia institucional, reclamada por algunas clínicas y hospitales vinculados financieramente con la Iglesia Católica, que podrían negarse a practicar abortos por su dogma religioso.

El proyecto original aprobado por la Cámara baja permite únicamente objeción de conciencia individual, a la que podrían acogerse los médicos que previamente se inscriban en un registro de objetores.

También se establecería en el proyecto un período de 180 días de adaptación del sistema de salud para comenzar a implementar la ley y se eliminaría la pena de prisión para los médicos que "obstaculicen o dilaten" la realización de un aborto.

Con estos ajustes al texto que llegó de Diputados, los legisladores creen que podrán torcer la votación, y recordaron que durante el debate en la Cámara baja el rechazo se imponía por tres votos y el escenario se modificó en el transcurso de la sesión.

En tanto, quienes buscan el rechazo total del proyecto apuestan a lograr 36 votos seguros, dado que con ese número quedaría garantizado el empate y la votación la definiría la presidenta de la Cámara, Gabriela Michetti, activa opositora a la legalización.