Una interpretación reglamentaria dejó en jaque la sanción de la ley del aborto legal
El Senado deberá definir el próximo miércoles si el proyecto de legalización del aborto con modificaciones obtuvo o no dictamen en el plenario de comisiones. Una vez zanjada esa discusión, se sabrá cuál de los dos textos se debatirá en el recinto.

El debate por la legalización del aborto en el Senado quedó empantanado en una discusión de carácter reglamentario y su sanción quedó todavía más comprometida de lo que se anticipaba.

Se esperaba que ante el rechazo mayoritario en la Cámara alta a la iniciativa que cuenta con media sanción de Diputados, el Senado le introdujera una serie de modificaciones de modo de acercar posiciones y lograr la sanción.

Sin embargo, tras la discusión reglamentaria que se dio este miércoles en el plenario de comisiones habrá que esperar hasta el 8 de agosto para saber si el Senado debatirá finalmente en el recinto el proyecto original de Diputados o si por lo contrario se avanza en la votación de la iniciativa con cambios.

Para Fiad eran necesarias 27 firmas para obtener dictamen mientras que para Pichetto alcanzaba con 26, el pleno del Senado lo definirá

La controversia surgió a partir de una interpretación restrictiva que hizo el senador Mario Fiad, presidente del plenario de comisiones, acerca de la cantidad de firmas necesarias que requería el proyecto con modificaciones para obtener dictamen.

Embed

De acuerdo con Fiad eran necesarias 27 firmas porla cantidad total de integrantes de las comisiones que conforman el plenario que analizó en las últimas semanas el proyecto.

Por su parte, Miguel Angel Pichetto reclamó que la cantidad de firmas necesarias era de 26 en base al número de senadores presentes en el plenario al momento de pasar a firmar el dictamen este miércoles.

La manera en que los "indecisos" se posicionen sobre la cuestión reglamentaria podría anticipar su voto sobre la legalización del aborto

Finalmente, el proyecto consiguió 26 firmas y ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo acerca de si ese número alcanzaba o no para obtener dictamen será el pleno del Senado el que, el próximo miércoles, deberá zanjar ese debate.

Si los senadores terminan definiendo que hubo dictamen entonces encararán el debate del proyecto con modificaciones. En caso de que determinen que no hubo dictamen entonces el Senado comenzará a debatir el proyecto con media sanción de Diputados y cuyo rechazo en la Cámara Alta es mayor.

Cuando todavía restan cuatro senadores cuyo voto se desconoce su posición en torno al debate, la manera en que se posicionen por la cuestión reglamentaria podría anticipar si votarán a favor o en contra finalmente.

Es que quienes rechazan la legalización se inclinarán por la posición de Fiad ya que el proyecto de Diputados recoge más rechazos, mientras que quienes buscan la sanción de la ley se inclinarán por la posición de Pichetto.