Su perro lo lamió y le tuvieron que amputar los brazos y las piernas
Todo empezó como un malestar parecido al de la gripe y de un momento a otro tuvieron que internarlo para una operación de vida o muerte.

Un hombre de Wisconsin, Estados Unidos, perdió sus dos piernas y dos brazos por una infección en la sangre que se contagió por la saliva en la lamida de su perro.

Greg Manteufel, de 48 años, vivió toda su vida rodeado de perros sin problemas, pero el mes pasado terminó en una guardia de hospital en West Bend, Wisconsin, con lo que parecía ser un cuadro de gripe fuerte y terminó por ser un desastre.

Manteufel tuvo que ser atendido el 27 de junio por un shock séptico.

greg manteufel internado.jpg
Manteufel perdió sus piernas y brazos por una infección en la sangre transmitida por su perro

Manteufel podría haber muerto ya que la infección por Capnocytophaga -la bacteria que se encuentra en la saliva de los perros y se contagia por mordidas u otro tipo de contacto- tarda unas 72 horas en afectar todo el organismo.

En el caso de Manteufel, su presión arterial cayó de tal modo que la circulación de su cuerpo se redujo y le dejó brazos y piernas con gangrena. Es probable que el hombre haya estado incubando la infección entre dos semanas y tres días.

"Esta infección en la sangre disparó una respuesta muy severa en su cuerpo, pero más del 99% de los dueños de perros nunca tendrán este problema", aseguró la infectóloga Silvia Munoz Priceal sitio Fox 6 Now.

MGreg Manteufel sano.jpg
Manteufel siempre vivió rodeado de perros en su casa de Wisconsin, Estados Unidos

En el lapso de una semana el hombre perdió las piernas, manos, parte de los antebrazos y hasta una porción de su nariz, por lo que necesitará cirugía plástica en breve.