-

-

Denuncian que un colegio de Mar del Plata usa la subvención del Estado para financiar despidos

02 de agosto de 2018

El Sadop advirtió que la escuela San Agustín persigue, hostiga y despide a docentes con el propósito de desalentar las afiliaciones sindicales y vulnerar el derecho a huelga.

Autoridades de la delegación de Mar del Plata del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) denunciaron este jueves la decisión de un colegio privado que cuenta con subvención estatal de despedir "de manera intempestiva" a cuatro profesores del nivel secundario. "La medida se tomó sin dar explicaciones ni tener causas para dejar sin la fuente laboral a cuatro familias", cuestionaron

A través de un comunicado, desde Sadop cuestionaron la situación que se produjo en el colegio San Agustín luego de que sus responsables echaran a cuatro trabajadores y apuntaron contra "prácticas persecutorias y desconsideradas hacia los docentes que día a día sostienen la escuela con vocación y responsabilidad”.

Según consignó Qué, Periodismo en la calle, el secretario gremial de Sadop, Bruno Roldán, planteó que a los directivos "no les bastó con tener expresiones que vulneran los derechos laborales fundamentales, como la afiliación o el derecho a huelga, queriendo disuadir y obstaculizar su ejercicio, sino que tomaron estas decisiones despiadadas e injustificadas de dejar a los profesores en la calle”.

"Exigimos que se terminen las prácticas empresariales de los colegios que, como el San Agustín, reciben el aporte estatal -que surge del esfuerzo de todos los contribuyentes- y que luego lo destinan a financiar despidos", señaló el dirigente y pidió: "La Dirección de Educación de Gestión Privada (Dipregep) tendría que rever a quién le da la subvención: si a escuelas que la destinan a pagar indemnizaciones o si por el contrario, los fondos públicos se direccionan a escuelas que realmente la necesitan y que cumplan una función social".

Por otro lado, Roldán cuestionó que los despidos "responden a una intención disciplinadora, dado que recayeron sobre docentes con intachable desempeño" y destacó que "se trata de métodos y acciones injustas, arbitrarias, y que quieren instalar el miedo y la resignación de derechos a cambio de conservar el empleo".

En ese sentido, desde el sindicato acusaron: "Estos despidos son persecutorios, discriminatorios y el único objetivo que tienen es disciplinar al conjunto de los trabajadores y demostrar el uso arbitrario del poder que son capaces de hacer".

Temas