-

-

-

Después del escándalo, el Gobierno ahora medirá el impacto y suspende el recorte en las asignaciones familiares

02 de agosto de 2018

Por 30 días se realizará "una evaluación del alcance de la medida" dijo el Ministerio de Trabajo, tras la polémica decisión que afectará a unos 400 mil chicos.

A menos de una semana de la publicación del decreto, el gobierno de Mauricio Macri tuvo que dar, una vez más, marcha atrás en una de sus decisiones tras admitir que no midió adecuadamente el impacto de la medida. Así el gobierno informó este jueves en un comunicado oficial del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) que decidió suspender por 30 días corridos "las modificaciones establecidas sobre las zonas diferenciales de asignaciones familiares". Esta medida retrotrae el Decreto 702/2018, regresando los montos de las mismas a las escalas vigentes previas a la publicación de dicho instrumento.

"Durante este periodo se realizará una evaluación del alcance de la medida y los tiempos de implementación de la misma, con el objeto de seguir trabajando para alcanzar un Sistema de Seguridad Social más inclusivo y sustentable", sostuvo la cartera laboral.

Este jueves por la mañana un fiscal federal de Ushuaia, Juan Soria, emitió un dictamen a favor de un amparo presentado contra el decreto que recorta asignaciones familiares para la Patagonia.

El amparo fue presentado por la trabajadora gastronómica Mariana Marianucci, y respaldado por la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos seccional Tierra del Fuego (UTHGRA), y por el propio Ejecutivo provincial.

El decreto que generó cuestionamientos incluso dentro del oficialismo equiparaba el valor de las asignaciones familiares de todo el país, por lo que los trabajadores registrados en Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y departamentos de Catamarca, Jujuy y Salta pasaban a cobrar por hijo la mitad o menos: de entre $3.155 y $3.407 a $1.578. También afectaba a las provincias de Río Negro, Neuquén, La Pampa y zonas de Formosa, Mendoza y Buenos Aires. En total, más de 400 mil chicos.

La medida iba a comenzar a regir en septiembre, pero el gobierno se comprometió ahora a presentar una nueva propuesta tras no haber considerado el fuerte impacto negativo del recorte que había hecho pasar por decreto.

Del decreto 702/2018 se mantendrá el resto de las modificaciones: el piso del salario para acceder a las asignaciones familiares pasará de $200 a $2.816 y el techo bajará de $94.786 a $83.917 para el ingreso del grupo familiar o de $41.959 de uno de sus integrantes e incluirá las sumas no remunerativas.

Este decreto fue el primero tras el acuerdo con el FMI que impone un recorte en el área social aún cuando desde la Casa Rosada habían advertido que el ajuste no iba afectar a ese área.