Cristina y Moyano posaron juntos para la foto tras el largo enfrentamiento que los distanció
La ex Presidenta y el referente de Camioneros se reunieron en el plenario de Smata que tiene lugar en estos momentos en la localidad de Cañuelas.

La senadora Cristina Kirchner y el referente de Camioneros, Hugo Moyano se volvieron a mostrarse juntos este viernes luego del fuerte enfrentamiento que protagonizaron a comienzos de 2012 tras la reelección de la ex mandataria. Luego de arrasar en las elecciones presidenciales de 2011 cuando obtuvo el 54% de los votos, Cristina encontró en Moyano, su otrora aliado, el principal referente de la oposición en aquel entonces.

El encuentro, propiciado por Ricardo Pignanelli, tuvo lugar en la localidad de Cañuelas donde participan de un plenario de Smata, cerrado a la prensa y en el que los asistentes debieron dejar celulares y cámaras afuera antes de ingresar al salón donde Cristina será la única oradora.

Según trascendió Cristina y Moyano estuvieron reunidos durante más de una hora, se fundieron en un abrazo para después hablar sobre el nivel de desempleo, la situación de los trabajadores, la caída en el nivel industrial y la gestión del presidente Macri. También dejaron trascender que éste será apenas el primero de una serie de encuentros que ambos dirigentes comenzarán a a mantener.

Quienes siguen de cerca la interna del peronismo aseguran que este primer encuentro podría conformar el primero de los pasos hacia la conformación de un espacio de unidad opositor al gobierno de Mauricio Macri, que contaría con el visto bueno del Papa Francisco y montado sobre la novedosa estructura del 21F, la Multisectorial que ya aglutina a más 600 organizaciones sindicales, sociales y políticas de todos los rincones del país.

"La consigna del 21F es armar una amplia red de gremios, entidades de bien público y movimientos sociales del pueblo, parecido al movimiento de (Manuel) López Obrador en México, al de Evo (Morales) en Bolivia, con fuertes definiciones sobre la administración de la economía, el destierro de la teoría del derrame que impulsa Macri, la cultural del descarte y la tecnocracia. Es más similar al 'Diálogo argentino' que impulsó (Jorge) Bergoglio después de la crisis y la debacle del 2001", sintetizó uno de los principales armadores de la Multisectorial.

NOTA EN DESARROLLO