Your browser doesn't support HTML5 video.

Se alimentan 70 chicos por día y les avisaron por mensaje de texto que no "hay más comida"
Para muchos de los asistentes es la única vez al día que comen. Una madre, cuya bebé almuerza a diario allí, pidió ayuda entre lágrimas.

En un comedor comunitario Tristán Suárez la situación es desesperante. Por la crisis, alimentan a 70 personas por día y desde abril que no les bajan más mercadería. Subsisten con las donaciones de la gente y piden ayuda desesperados.

Comenzamos con una casilla hecha con tarimas y una bolsa de nylon. Los padres de los chicos del barrio estaban sin trabajo. Empezamos hace 20 años”, contó Ludi una de las cocineras.

Comedor de Ludi
Your browser doesn’t support HTML5 video

La forma en la que les avisaron que ajustaban las donaciones oficiales fue cruel. “En abril nos mandaron un mensaje de texto y nos dicen que el presupuesto no alcanzaba. Nos cortaron todos los alimentos”, agregó.

En el lugar se dan almuerzos. Para muchos de los asistentes es la única comida que reciben en el día. En vacaciones también dan merienda porque los chicos no van a la escuela.

El comedor de Ludi no tiene techo. Cuando llueve piden a los hermanitos mayores que vayan a buscar la vianda para los más pequeños.

Ante las cámaras de C5N estaba una madre con una nena pequeña. Entre lágrimas contó que sólo almuerzan y que a la pequeña le dan una mamadera con leche. “Pido que le ayuden a Ludi porque hay mucha necesidad en el barrio”.

Mi marido trabaja por su cuenta y recauda sólo para el alquiler”, agregó la mujer.

Uno de cada tres niños en la Argentina comieron en comedores hasta 2017, antes de la “tormenta” que causó la brusca devaluación. El 49% de los menores del país es pobre.

Para colaborar con Ludi se pueden contactar al 15-3523-4671.