Por una medida de fuerza de los choferes, no funcionó la línea 60 de colectivo
Trabajadores de la empresa Monsa, concesionaria de uno de los transportes públicos más utilizados de la Ciudad y el Gran Buenos Aires, estuvieron en asamblea permanente. "El Gobierno les depositó el subsidio pero a nosotros no nos pagaron, dijeron.

Desde las 0 horas de este martes hasta las 3 de la mañana, los choferes de la línea 60 de colectivos realizan una abstención de tareas por la falta de pago de los salarios correspondientes al mes de julio. Denuncian que la empresa Monsa percibió los subsidios que el Estado nacional envía mensualmente pero no depositó los sueldos.

Cuando depositen, inmediatamente salimos. Los que volvieron a las cabeceras no volvieron a salir”, dijo a minutouno.com uno de los delegados de la Unión Tranviarios Automotor en la empresa.

La Línea 60 cubre un recorrido desde el barrio porteño de Constitución hasta las terminales de Tigre y Escobar en Conurbano Norte, asistiendo a unos 250.000 pasajeros diarios.

Cuando promediaba la madrugada, la empresa efectivizó el pago pero sin el aumento prometido.