Heladeras vacías: por la devaluación, los alimentos aumentaron hasta un 87,7% en el primer semestre
Por la quita de retenciones y los precios dolarizados, la canasta alimentaria tuvo un fuerte sacudón en la primera mitad de 2018. Lo que más se encareció fue la harina.

Los precios de los alimentos subieron hasta casi un 88% en el primer semestre de 2018, cuando la inflación fue del 16% en ese período, de acuerdo a un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda.

La harina de trigo (87,7%) lidera el ránking, seguida por los huevos (50,2%), los fideos secos (39,9%), el pan francés (35,9%), el arroz blanco (34,2%) y el aceite de girasol (26,2%).

Aumentos de alimentos
Aumentos de alimentos

Los rubros que más aumentaron en este período fueron: Pescados y mariscos (25,8%), Pan y cereales (22,3%), Bebidas espirituosas, destiladas y licores (21,5%), Aceites y grasas (21,0%) y Carnes y derivados (16,3%).

Según el Índice de Precios al Consumidor, de INDEC, la inflación acumuló un 16% en el primer semestre respecto a diciembre de 2017 y un 29,5% en los últimos doce meses. En este mismo período, el aumento de los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas fue mayor, del 17,3%.

El comportamiento de los precios contrasta con lo que sucedía el año pasado, cuando los alimentos aumentaban por debajo del promedio y la inflación era impulsada por el aumento en las tarifas de los servicios públicos.

De acuerdo al informe de UNDAV, la suba del precio de los alimentos encuentra distintas causas: la quita de las retenciones al trigo, al maíz y la soja; la devaluación; la suba de tarifas y los aumentos de los combustibles.