Arrestan a una mujer en Dubai por tomar vino en el vuelo de ida
Viajó con su hija de cuatro años por turismo pero tuvo un encontronazo con los oficiales de migraciones y ambas terminaron en la cárcel.

Una turista británica fue arrestada junto a su hija de cuatro años apenas llegó a Dubái, en los Emiratos Árabes, por haber tomado vino en el vuelo de ida. No está permitido tomar alcohol en el país musulmán.

Ellie Holman, de 44 años, está detenida desde el 13 de julio pasado en una cárcel de Dubai junto a su hija Bibi, de cuatro, mientras las autoridades resuelven su situación, informó el sitio Daily Mail.

Los problemas empezaron apenas puso un pie en el aeropuerto tras de ocho horas de viaje desde Londres. El primer contratiempo fue cuando un oficial de Migraciones le hizo preguntas sobre su visado y le aseguró que no tenía los papeles en regla.

Holman, que nació en Suecia, aseguró que tenía todo en orden y hasta ofreció tramitar una nueva visa en el aeropuerto ante la insistencia del oficial, pero eso no evitó que las mandaran con su hija a una sala con otros detenidos.

Las dos fueron trasladadas a una sede de la policía donde se le hizo un test de alcoholemia a la mujer y se descubrió que había tomado una copa de vino en el vuelo de Emirates y tenía apenas un 0.04% de alcohol en sangre.

Ese diminuto porcentaje fue suficiente para iniciar una causa legal contra la dentista de origen sueco que podría durar un año.

"Emiratos Árabes Unidos mantiene una fachada deliberadamente engañosa de que el alcohol es perfectamente legal para los turistas", explicó Radha Stirling, titular de la ONG Detenidos en Dubái que representa legalmente a Holman.

De hecho, la prohibición de tomar alcohol no se nota en el aeropuerto, donde se ofrece en bares y restaurantes.

"Los turistas no pueden ser culpados por pensar que en los Emiratos Árabes son tolerantes con el consumo de alcohol de los occidentales, pero es totalmente ilegal que cualquiera tenga el más mínimo nivel de alcohol en sangre", convino Stirling.

Por eso no importa si un turista consume alcohol en uno de los tantos establecimientos donde está disponible: "si a esa persona le hacen un este de alcoholemia la van a mandar a la cárcel", aseguró Stirling.