El festejo de Gisela Barreto por el rechazo a la legalización del aborto

12 de agosto de 2018

Durante la emisión de su programa "La fe mueve montañas", la ex vedette se mostró eufórica por la decisión del Senado y explicó por qué cree que abortar es "una acción macabra".

Gisela Barreto dio un vuelco en su vida: pasó de vedette a activista religiosa, es por eso que no es extraño que expresara su felicidad por la no aprobación de la despenalización del aborto en el Senado de la Nación.

Gisela Barreto

Durante la emisión del programa "La fe mueve montañas", el ciclo que conduce por la pantalla de la señal TLV 1, la ex "secretaria" de Gerardo Sofovich festejó el rechazo a la legalización del aborto y tuvo una particular explicación de por qué un sector de la sociedad promueve la interrupción del embarazo y por qué surgen movimientos como el LGTB.

"¡¡¡Sí a la vida señor presidente, sí a la vida Argentina, ganamos!!! Nuestra nación es mariana, nuestra nación es pro-vida y la vida triunfa. Mirá, vamos a ver una pequeña imagen de este bebé, una imagen vale más que mil palabras", dijo apenas comenzó el programa, donde recibió a la senadora nacional por la provincia de Salta y presidenta del Partido Renovador de Salta, Cristina Fiore.

Gisela Barreto

"Bueno, aparentemente el aborto también es un negocio y muy redituable para algunos", expresó la legisladora.

"Es el negocio redondo. Primero te venden que el embarazo es un problema, entonces van con los anticonceptivos que los traen de la India a costos muy económicos y acá los venden al triple. Luego te venden la legalización del aborto, luego te venden el aborto y con los fetos hacen comercio, tanto para alimentos como para tantas otras cosas", afirmó la conductora, para luego enfocarse en la educación sexual.

En otra de sus intervenciones, Barreto dio su punto de vista sobre el reclamo abortista y sobre qué lo impulsa. "Son acciones macabras de multinacionales que están tratando de controlar la natalidad y son ellas las que promueven estos movimientos LGBT. Lo hacen para que la gente no siga teniendo hijos. Porque nos quieren como el granero del mundo, para preservar la comida para ellos. Y si nosotros, los argentinos, seguimos procreando, nos comemos la comida que ellos les tienen reservada a las grandes potencias internacionales".

Temas