Más dólares para la especulación

No se llegó a cumplir el primer trimestre del acuerdo con el Fondo Monetario que ya fue necesario pedir el primer "waiver" por la imposibilidad de alcanzar las metas de inflación y piso de reservas. No hubo mayores dificultades para lograrlo, entre las llamadas a Washington y la presencia en Buenos Aires del jefe de la misión Roberto Cardarelli rápidamente se acordaron los cambios. Es que mientras se cumpla la meta de ajuste fiscal y el Gobierno mantenga sin controles al mercado, los demás es todo negociable.

Tres medidas tomó este lunes la administración de Mauricio Macri para intentar estabilizar el mercado de cambio. Todas coyunturales, ninguna cambia las raíces de la crisis.

La primera es un plan para reducir el stock de Lebac y reemplazarlo por endeudamiento del Tesoro. Empezarán en la licitación de esta semana . Por lo que se puede esperar que queden muchos pesos libres que intentarán buscar refugio en el dólar.

Para prevenirlo, la segunda medida tomada por el Banco Central es subastar u$s500 millones de las reservas internacionales. Parece poco si se piensa que se trata de $15.000 millones cuando quedarán dando vuelta $100.000 millones.

Por eso, la tercera medida tomada por el Central fue subir a 45% la tasa de referencia, como premio al que "piensa en pesos".

Las medidas se estuvieron conversando desde la semana pasada con las autoridades del FMI que preside Christine Lagarde y finalmente convalidadas durante los encuentros que el lunes mantuvo Cardarelli con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Central, Luis Caputo. Para cuando se conocieron, el dólar ya había superado los $30 por unidad el riesgo país disparado arriba de los 740 puntos. Lograron frenar la escalada pero no alcanzaron para revertirla. Después de todo, las condiciones de fondo siguen intactas: la falta de dólares y la incapacidad del Gobierno de obtenerlos en el mercado voluntario de deuda.

Las reservas internacionales finalizaron el lunes en u$s56.621 millones, una disminución de u$s253 millones respecto del viernes, por lo que este martes, cuando se vendan u$s500 millones, estarán muy cerca de liquidarse los primeros u$s7.500 millones que ingresaron del préstamo del FMI

Nada en el plan fue pensado para revertir la crisis en la economía real, donde todos los indicadores muestran que la recesión de la actividad económica será más profunda y extensa de la pensada. En julio, según un trabajo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) los despidos y suspensiones ascendieron a 6.588 casos, y más que duplicaron los del mismo mes del año anterior, motorizados por el sector industrial, que representó el 77% de los casos.

Después de un viernes negro, llegó un lunes negro y aunque el martes amanezca con menos nubarrones la tormenta seguirá posada sobre la economía argentina.