Declaró la novia del rugbier atropellado en Mendoza: "Tuve la sensación de haber pisado un pozo"

14 de agosto de 2018

Julieta Silva está acusada de haber atropellado y matado a Genaro Fortunato en Mendoza. En el primer día del juicio oral la acusada se animó a declarar.

En la primera audiencia en el juicio por la muerte de Gernaro Fortunato, la acusada, Julieta Silva quien está imputada de atropellar y matar a su novio rugbier, decidió hablar. La joven contó, sin parar de llorar, cómo fue el momento del hecho y con su testimonio intentó demostrar que se trató de un accidente.

Silva contó que se fue del boliche y Genaro intentó detenerla desde afuera del auto. "Me golpeó tres veces el vidrio y yo me fui. Hice como 150 metros y me arrepentí. Además tenía su celular en mi mochila, entonces quise volver a buscarlo", contó.

Rugbier Genaro Fortunato
Genaro Fortunato
Genaro Fortunato

"Hice una U y volví. Lo fui a buscar del lado izquierdo de donde estaba estacionado el auto. Lo busqué y no lo encontraba. Pasé por una parte muy oscura, como un tunel. En ese momento sentí un movimiento del auto. Tuve la sensación de que había pisado un pozo y seguí", relató Julieta.

El caso ocurrió el 9 de septiembre del 2017 en Mendoza. La pareja había ido a bailar al boliche Mona. Alrededor de las cinco de la madrugada salieron, discutieron y ella se fue en el auto. La familia de la víctima sostiene que se trató de un hecho intencional y que lo mató a propósito. En tanto la defensa asegura que se trató de un accidente.

Silva explicó en el juicio que se dio cuenta que lo había atropellado cuando un hombre que trabajaba en el estacionamiento del lugar le advirtió que lo había pasado por arriba. "Me dijo ´lo atropellaste´ y yo le pregunté a quién y me dijo ´al chico que estaba con vos´. Yo no entendía lo que había pasado", contó en su declaración.

"Me bajé con las llaves del auto en la mano y vi para atrás. Ahí lo vi en el piso. No pude entender que es lo que estaba pasando", agregó.

Temas