-

Nico Navarro ubicó a los periodistas chilenos: "¿Vergüenza? Vergüenza es lo que vivimos desde que llegamos a Chile"

16 de agosto de 2018

"Nosotros sabemos que muchas cosas tenemos que mejorar, pero en Argentina esto no pasa", dijo el arquero de San Lorenzo al denunciar que los agredieron, les cortaron el agua y no les dieron ni siquiera un predio para entrenar.

Pese a haber perdido en la cancha los dos partidos de la serie, San Lorenzo eliminó a Deportes Temuco de Chile. La Conmebol decretó que el choque de ida fue ganado por 3 a 0 por el “Ciclón” debido a la inscripción indebida de Jonathan Requena quien fue parte del plantel de Defensa y Justicia en la actual Copa Sudamericana y estaba vedado de hacerlo para otro equipo.

NICO NAVARRO.mp4

Cuando en conferencia de prensa le preguntaron al entrenador Claudio Biaggio y al arquero, y figura del partido, Nicolás Navarro, si sentían vergüenza por haber clasificado así, respondieron con enojo al planteo.

"No hay vergüenza por pasar así. Perdimos dos partidos, pero el error no fue nuestro. Hay reglas que cumplir. Nosotros no nos equivocamos en anotar a un jugador que ya estaba inscripto", disparó el “Pampa”.

Navarro fue más elocuente: "Vergüenza es otra cosa. Vergüenza es mandarnos a los hinchas a tirarnos piedras y monedas todo el partido. No tener agua en el vestuario. Eso es vergüenza. Me cagaron a piedrazos todo el partido. Lo del árbitro es vergonzoso. Esto es contra Argentina. Se la dan de ejemplo los chilenos pero esto es una vergüenza. Nosotros no tenemos nada que ver con el fallo. Se pasó por eso, hay que ser justos, se jugó mal, pero no tenemos incumbencia”.

Además, le dedicó palabras a la directiva de los chilenos. "Hay algo que queda claro acá. Ellos la próxima vez lo pensarán y lo harán bien. El partido fue de fútbol y lo que pasó después no es una reacción de alguien que quiera respetar. Se equivocaron en algo que no tuvimos nada que ver. Hay reglas que cumplir y nada más".

Para completar, el arquero denunció que "no tuvimos predio para entrenar, no nos querían alquilar el hotel. Nosotros sabemos que muchas cosas tenemos que mejorar, pero en Argentina esto no pasa. Vergüenza es lo que hemos sentido desde que llegamos a Chile. Nos tiraron de todo, proyectiles y no vi ningún policía".

Temas