-

Ningún sector a salvo de la recesión: se desplomó el consumo privado

20 de agosto de 2018

Un informe de la consultora Ecolatina reveló una preocupante radiografía de la economía tras los últimos saltos cambiarios, el brutal ajuste y la inflación que no cesa.

En el primer cuatrimestre del año, el consumo privado creció a "buen ritmo". Los datos reflejan que las ventas de bienes durables (aquel producto o servicio que una vez adquirido puede ser utilizado un gran número de veces a lo largo del tiempo) y el turismo en el exterior batían "récords", mientras que el consumo masivo se recuperaba. Sin embargo, el escenario cambió "drásticamente" en el bimestre mayo-junio.

"El salto cambiario aceleró la inflación, hizo volar la tasa de interés y provocó desconfianza, lo que frenó bruscamente al consumo. El gasto en bienes durables y turismo emisivo, que trepaba a tasas chinas, pasó a caer fuertemente, y el consumo masivo volvió a descender", sostiene un informe de Ecolativa al que accedió ámbito.com.

consumo privado.jpg

En este marco, desde la consultora hicieron sus proyecciones sobre qué ocurrirá en la segunda mitad del año. "Las expectativas para el segundo semestre no son alentadoras. La pérdida de ingreso real de las familias (salarios, prestaciones sociales y empleo) más la elevada tasa de interés, generarán una contracción del consumo privado en la segunda mitad del año".

Además, anticiparon que se espera una "significativa reducción del consumo público (que sólo representa 15% del consumo agregado) para cumplir con las restrictivas metas fiscales acordadas con el FMI". Por ende, según la consultora, el principal componente de la demanda interna presentará una caída "significativa".