Your browser doesn't support HTML5 video.

Una modelo armó una cita por Tinder que terminó de la manera más inusual
Una joven contactó cerca de 100 chicos y los invitó a un encuentro en Nueva York. Todos pensaban que eran los únicos, pero en realidad se trató de un experimento sexual.

Natasha Aponte decidió realizar una prueba y para ello utilizó Tinder, la app mediante la que contactó a la mayor cantidad de chicos para un particular experimento con el que pretendía encontrar pareja.

Embed

La joven es actriz y modelo, vive en New York, y no encontró nada mejor que hacer una cita masiva con decenas de pretendientes para hacerlos competir por su atención en una plaza pública de La Gran Manzana.

Natasha
Your browser doesn’t support HTML5 video

Tras llegar al lugar, varios de los pretendientes, algunos con souvenir en mano, no lo podían creer. Los más ofendidos se retiraron. Incluso uno de ellos desató toda su molestia en Twitter.

“Estoy a punto de contarle un cuento épico sobre el subterfugio, las citas del siglo XXI y la caída de la civilización humana. Esto realmente me pasó a mí y podría pasarle a usted también”, escribió evidentemente molesto.

Embed

Sin embargo, otros se tomaron esta cita con humor y se sometieron a los deseos de Natasha, quien, acompañada de dos guardaespaldas, se subió a un escenario y micrófono en mano, entregó detalles sobre las pruebas que deberían superar para lograr hacer que sintiera mariposas en el estómago.

Entre las condiciones figuraban no haber votado por Donald Trump, no tener barba larga y realizar una serie de ejercicios como trotar y flexiones sobre el piso.

Embed

No está claro si la chica consiguió a su media naranja, lo cierto es que su experimento se viralizó en redes sociales.