"Pá, estoy llegando": el último mensaje de una de las víctimas del vuelco en Ruta 2

23 de agosto de 2018

Santiago Ayerzi le había compartido a su padre su ubicación en tiempo real para que pudiera seguir el trayecto del micro. Fue minutos antes del accidente.

"Pá, ya estoy llegando", fue el último mensaje que envió Santiago Ayerzi, una de las tres víctimas fatales del vuelco de un micro en la Ruta 2, a la altura de Mar Chiquita. El joven, de 16 años, acompañó el texto con la ubicación en tiempo real para que su familia pudiera seguir el recorrido que faltaba hasta la terminal de Miramar. Pero nunca llegó.

Por motivos que aún se desconocen, el chofer del micro de la empresa Rutamar perdió el control y volcó sobre el cantero central del camino, en el kilómetro 375. Por este motivo, el conductor quedó detenido y deberá declarar este jueves.

MICRO MAR CHIQUITA

Claudio Fazio, el papá de Santiago, fue uno de los primeros en llegar al lugar. Todavía nadie había informado sobre el accidente y el personal de bomberos estaba rescatando a los primeros pasajeros. El hombre, desesperado, se dio cuenta de que su hijo no estaba en ninguna parte.

Hasta que comenzaron a rastrillar en el agua y, en medio de los pedazos de carrocería y ropa que flotaban, encontraron el cuerpo del adolescente sumergido. La autopsia determinará si murió por el impacto o ahogado. El padre de la víctima lo reconoció de manera inmediata. "Llegó solo hasta acá, no podía creerlo. Fue un momento muy doloroso", explicaron testigos de la escena a Clarín.

El trágico episodio ocurrió pasadas las 7.20 de este miércoles, en el partido de Mar Chiquita. Según trascendió, el micro había salido de General Pacheco y se dirigía a Miramar. Por el impacto, también murieron Víctor Obregó, de 37 años, y Cristino Moudelle, de 53.

Temas