Your browser doesn't support HTML5 video.

Increíble: el encargado de denunciar la mala inclusión de Zuculini lo había acompañado al túnel cuando lo echaron
Es el gerente de fútbol de Racing. Maneja la documentación y las comunicaciones que se dan en AFA. Su relación sentimental con River.

El 28 de agosto de 2013, hace casi cinco años, Bruno Zuculini cometía lo que para Patricio Loustau fue un “exceso verbal”. Racing perdía 2 a 0 con Lanús y faltaban seis minutos para el final. El mediocampista defensivo fue acompañado primero por un auxiliar del árbitro y luego por un empleado de su club. Ese hombre fue quien por olvido u omisión le salvó la vida a River, su actual equipo.

Su nombre es Miguel Rosello y es el gerente de fútbol de Racing. Trabaja en el el club de Avellaneda desde la época del gerenciamiento de Fernando Marín. Sobrevivió a las gestiones del otro gerenciador Fernando De Tomaso, la interventor Héctor García Cuerva y a los presidentes Rodolfo Molina, Gastón Cogorno y Víctor Blanco.

Zuculini también se fue antes
Your browser doesn’t support HTML5 video

El rol del gerente de fútbol es ir a la AFA y llevar al club las comunicaciones del organismo. Rosello debió tener la circular de principios de año en la que Bruno Zuculini figura sancionando y debiendo dos fechas. Al menos debió apelar a su buena memoria.

Como si fuera poco es hincha de River”, dijo una fuente allegada a los pasillos de la sede de avenida Mitre 934. Esta vez, haber olvidado que acompañó a Zuculini al túnel hace un lustro fue funcional al club de sus amores en desmedro de quien lo emplea desde hace más de una década.