"Irritación en piel y mucosas": el cuadro de las personas intoxicadas tras los allanamientos a CFK
El comunicado que difundió el abogado de CFK, Carlos Beraldi, cuenta que quien se dedica habitualmente de las tareas del hogar del departamento en Recoleta debió acudir a la guardia tras el allanamiento ordenado por el juez Bonadio.

Luego del allanamiento ordenado por el juez Claudio Bonadio al departamento de Cristina Kirchner en Recoleta, el abogado Carlos Beraldi denunció que la persona que limpia la vivienda de la ex Presidenta sintió mareos, fuerte picazón en la garganta y ojos y dificultades para respirar, luego de visitar la casa.

Según la preescripción médica, la persona en cuestión sufrió "irritación en piel y mucosas, probablemente secundario a tóxico de contacto".

Allanamiento CFK

"Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva re exposición al mismo ambiente. Por esa razón mi representada decidió no regresar a ese departamento", explicó Beraldi en un comunicado publicado en la página oficial de la ex Presidenta.

Además, el abogado de CFK señaló que lo incautado no tiene relación con la causa de Bonadio: "No sólo no guardan relación con el objeto de la causa, sino que, además, son efectos que integran el ajuar del hogar, cuya incautación no tiene otro propósito que generar daño y humillación".