No circula la línea 60 tras el despido de un trabajador y el paro podría extenderse
Los colectiveros iniciaron un paro sorpresivo por tiempo indeterminado para reclamar la reincorporación de un conductor que fue despedido y mejoras en las condiciones de trabajo.

La línea 60 de colectivos no circula y el servicio podría quedar paralizado en los próximos días a raíz de un conflicto gremial. La medida, que se inició a las 17 de este lunes, afecta a más de 250 mil pasajeros diarios que utilizan los diferentes ramales de la empresa Micro Ómnibus Norte S.A. (MONSA) y podría extenderse durante los próximos días.

En diálogo con minutouno.com, Néstor Marcolin, delegado de la UTA en la línea 60 explicó que "en este momento el servicio se encuentra totalmente paralizado".

Entre otras cosas, los trabajadores exigen más higiene en las unidades y que "se cumpla con la frecuencia que ordena la CNRT (por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte)".

Héctor Cáceres, miembro del sindicato interno, detalló que se trata de "un compañero delegado" que fue echado "sin ningún motivo".

"Dijimos que esta fue la gota que derramó el vaso. No va a haber servicio y le pedimos disculpas a los pasajeros, pero ellos también saben qué es lo que está pasando", señaló durante una entrevista televisiva.

Los empleados de la línea tenían previsto realizar asambleas en las cabeceras ubicadas en el barrio porteño de Barracas y en la ciudad bonaerense de Maschwitz para debatir cómo continúa el reclamo.

Si no reciben una respuesta por parte de las autoridades de MONSA, es probable que la interrupción del servicio continúe a lo largo de esta semana.