El caso del bebé abandonado: "Cuando la detuvimos, la madre tomaba sol"
Lo reveló el comisario Martín Zucotti, el efectivo a cargo del operativo que dio con la mujer que abandonó a su bebé de un año y medio. "Estoy en la calle", había escrito en un papelito. Era mentira.

"En diez años en la Policía, jamás vi padres así. Los dos se acusaban entre sí. Cuando fuimos a detener a la madre, estaba en el patio fumando y tomando sol. 'Sí, yo lo dejé', dijo, tranquila", contó el comisario Martín Zucotti sobre la detención de Pamela Gareto, la mujer que abandonó a su bebé de un año y medio en una calle de Florencio Varela.

"Lo dejo porque estoy en la calle", decía la nota que dejó Pamela, de 26 años, junto al nene.

En diálogo con Clarín, el comisario Zucotti reveló que los padres del bebé no estaban en la calle: "Pagaban $4000 por mes el alquiler de una casilla de madera grande con dos habitaciones".

Ella, según el comisario, cobraba de Anses y un plan Garrafa; él tenía un trabajo en La Plata.

Pamela fue detenida el lunes por la mañana y Claudio Filguero, de 41, padre del chico, por la noche. Cuando estaba naciendo el bebé él estaba detenido por una condena por violencia de género contra Pamela.

Ella está acusada de "abandono de persona agravado por el vínculo" y él por "abandono de persona". La diferencia se da en que el hombre podría alegar que no tenía una relación de parentezco, por haber estado preso durante casi toda la vida del bebé.

En caso de que el grupo familiar no resulte apto, la Justicia declare al menor en situación de adoptabilidad.

Interviene el Juzgado de Familia N°3, la Asesoría de Menores N°4 de Florencio Varela, la UFI N°6 y el Juzgado de Garantías N°8.