Ordenaron indagar a Cristina por lavado de dinero

La Cámara Federal porteña ordenó al juez Sebastián Casanello que indague a la ex presidenta en la causa en la que está preso Lázaro Báez.

La Cámara Federal porteña ordenó al juez Sebastián Casanello este viernes que se convoque a la senadora y ex presidenta Cristina Kirchner a prestar declaración indagatoria en la causa de lavado de activos en la que está detenido Lázaro Báez y en la que el empresario será sometido a juicio junto a sus hijos y otros acusados. El tribunal advirtió además que "resulta imperioso para esta Nación lograr el recupero de todos los activos que hubiere en el país o en el extranjero". Según el tribunal, Báez sería el testaferro de Cristina Kirchner.

Casanello, a cargo de la investigación del caso, había rechazado en varias oportunidades indagar a Cristina al sostener que no había pruebas para hacerlo y que se corría el riesgo de una doble imputación porque podría superponerse la acusación de otras causas.

La Sala II, por mayoría de los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens, (Leopoldo Bruglia votó en disidencia) decidió hacer lugar parcialmente al recurso de la Unidad de Información Financiera y dispuso que se convoque a prestar declaración indagatoria a la ex mandataria efectos que les sean impuestos los cargos por los que se encuentra imputada hace tiempo por la fiscalía y las querellas.

El camarista Llorens es primo de Rafael Llorens, ex encargado de asuntos jurídicos del Ministerio de Planificación Federal y que se encuentra preso en el marco de la denominada causa de los "cuadernos de la corrupción".

En disidencia votó el juez Bruglia, quien entendió la queja era improcedente por cuanto no se trataba de una cuestión revisable.