"Hay que evitar que el narcotraficante se convierta en el Estado"

22 de diciembre de 2013

El titular de la Sedronar indicó que "es gravísimo" que el narco "haga la escuela o el centro de salud". Además, se refirió al documento que firmó la pastoral social junto a referentes políticos.

El titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, se refirió a sus objetivos al frente de la secretaría y dijo que "hay que evitar que el narcotraficante se convierta en el Estado".

"Hay que evitar que el narcotraficante se convierta en el Estado, les hace la escuela, el centro de salud y eso es gravísimo. Nosotros tenemos que adelantarnos a eso y dar esa solución. El gran negocio del narco es la plata y que la comunidad  esté tranquila, quiere tener su guita, no quiere ser perseguido y para eso se gana a la comunidad. Para que eso no pase el Estado tiene que ganarse a la comunidad. La presidenta me lo marcó claramente", afirmó Molina en una entrevista con el diario Tiempo Argentino.

Consultado por el documento impulsado por la Iglesia para combatir el narcotráfico y recuperar a los adictos que fue firmado por dirigentes opositores, Molina consideró que le "parece bien" que la pastoral "haya juntado a todos los actores políticos" en "temas tan sensibles como estos", pero reclamó "que no sea" una decisión "oportunista".

"Espero que no haya tenido una mirada oportunista de decir 'bueno, me trepo a esta ola que está sosteniendo la Iglesia en este momento, entonces con esto le pego al gobierno'", afirmó.

Molina también lamentó que sus encuentros con el presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado, monseñor Jorge Lozano, para dialogar sobre esta problemática no hayan tenido la difusión que tuvo el documento que firmó la iglesia junto con distintos referentes políticos 15 días después de su designación.

Ante la pregunta sobre si lo invitaron a firmar el documento, Molina explicó que "no" fue "convocado porque no correspondía" porque "era un encuentro de partidos políticos" y él representa al Estado.

"No, no fui convocado, porque no correspondía ser convocado, porque me había reunido antes, pero si hubiera sido más claro el mensaje no se habría prestado a un manejo político que no era necesario", sentenció el funcionario.

Molina negó que su designación sea en respuesta al escrito titulado "el drama del narcotráfico y la droga" que presentó la Conferencia Episcopal a principios de noviembre al afirmar que "la presidenta (Cristina Fernández) es una mujer con la suficiente autonomía, autoridad e inteligencia para designar a quien quiere".

El jueves, la Comisión Episcopal de Pastoral Social reunió a referentes políticos de la oposición para firmar un acta compromiso con "lineamientos básicos" para promover políticas públicas a fin de reducir el consumo de drogas y combatir el narcotráfico.

El documento fue suscripto por jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, los diputados Sergio Massa (Frente Renovador), Hermes Binner (Socialismo) y Margarita Stolbizer (GEN-FAP), además del senador y titular del Radicalismo Ernesto Sanz (UCR) y Fernando Solanas (UNEN).

Por otra parte, Molina se refirió al combate contra el narcotráfico y asumió que "la situación está complicada" y agregó: "Creo que es controlable, acompañable, y creo que hoy es un problema, pero también es cierto que es un tema fogoneado e instalado".

Por último, el funcionario manifestó que su relación con el papa Francisco es "muy buena" y sostuvo que el Sumo Pontífice "ha sido más accesible" para él "siendo Papa que cuando era cardenal".

Temas