Macri a los industriales: "Yo tengo en claro cuál es el camino para salir de esta tormenta"
El Presidente pidió "basta de soluciones mágicas" y resaltó que "es importante valorar lo que logramos hasta ahora" pero nada dijo de la brutal caída de la industria en julio. Ratificó el rumbo económico y el acuerdo con el FMI.

Sin hacer alusión alguna a las estrepitosa caída de la actividad industrial y al estancamiento de la actividad económica general de la Argentina, el presidente Mauricio Macri participó este martes de las celebraciones del Día de la Industria organizada por la UIA.

Por el contrario repitió casi calcados algunos pasajes del discurso grabado en Casa Rosada el lunes pasado en el que anunció la imposición de tímidas retenciones a las exportaciones, cambios en la estructura organizativa de su gobierno y un mayor ajuste para alcanzar el déficit cero en 2019.

Volvió una vez más sobre las "tormentas" desatadas a nivel internacional y que "nos trajeron tanta incertidumbre".

"Sin negar las dificultades estoy convencido de que cada obstáculo que superemos es una oportunidad para salir fortalecidos, crecer y madurar" aseguró Macri y pidió, en medio de la fuerte crisis en que se encuentra sumida la Argentina, "valorar lo que logramos hasta ahora".

Intentó además transmitir confianza: "tenemos la determinación de hacer lo que haga falta para retomar el camino del crecimiento. Tengo claro cual es el camino para salir de esta tormenta, estabilizar la macroeconomía, y estamos trabajando en eso. Aprobar un presupuesto equilibrado y sumarle un nuevo acuerdo con el FMI y con esas dos cosas poder dar certidumbre sobre nuestro programa financiero y así retomar el financimiento externo".

Macri volvió a disculparse por reinstalar las retenciones a las exportaciones y admitió tácitamente que por primera desde su llegada a la Casa Rosada el tan mentado esfuerzo que pedía, ahora se lo pedía también a los más poderosos y no sólo a la clase trabajadora. "En este contexto les pedí a los que tienen más capacidad para contribuir que su aporte sea mayor, sabiendo que este no es un buen impuesto, es malo, malísimo, y va en contra de lo que queremos fomentar pero es una medida transitoria y excepcional. Todos estamos poniendo el hombro y su aporte es fundamental para salir adelante".

"Lo que están haciendo es acompañar especialmente a los más débiles, a los que más lo necesitan y en nombre de ellos les quiero agradecer especialmente" dijo aun cuando los ingresos extra que generen las retenciones no vayan a ser destinadas a inversión pública y social sino a financiar la multimillonaria fuga de capitales que experiementa la Argentina.