La dura confesión de Jonatan Cristaldo: "Pensé en matarme"

05 de septiembre de 2018

El delantero, uno de los refuerzos de la Academia en este 2018, contó el mal momento que vivió el año pasado cuando jugaba en Vélez. "Tuve pensamientos oscuros", dijo.

Con 29 años, Jonatan Cristaldo se ganó un lugar en el plantel de Eduardo Coudet y hasta fue titular en el último encuentro del actual puntero de la Superliga frente a Rosario Central. Sin embargo, no todas fueron rosas para el Churry en este último tiempo.

El jugador regresó en 2017 al país tras un paso por el fútbol mexicano y luego de jugar en el Palmeiras de Brasil, Bologna de Italia y Metalist de Ucrania. El lugar elegido fue Vélez Sarsfield, precisamente el club que lo vio nacer y que le dio un nombre en el fútbol.

Pero lejos de una vuelta fácil, Cristaldo no la pasó nada bien durante su estadía en el Fortín. De hecho, realizó una confesión que hasta ahora era desconocida.

"Tuve pensamientos oscuros. Me acuerdo que una vez, cuando iba manejando, me agarró como un ataque de pánico, de depresión. Pensé en darme un palo con el auto. Fue muy feo. Pensé en matarme”, reveló el delantero en una entrevista con el diario Olé.

Cristaldo.jpg

"Coincidió con los tres meses que estuve parado en Vélez sin hacer nada. No era un profesional. Me iba al gimnasio y me entrenaba como una persona normal. No hacía las cosas que corresponden a los jugadores de fútbol", agregó.

La desmotivación y las complicaciones físicas comenzaron a repercutir fuerte en la cabeza de Cristaldo, que en su regreso al Fortín nunca pudo hacer pie. "Tenía muchos problemas personales. Eso también influyó bastante. Después, cuando ya hacía la pretemporada, empecé a sentirme mucho mejor. Me repuse. Hasta que a los dos o tres partidos me lesioné y nunca más volví bien en lo físico. Y arrancó la decadencia, de nuevo", contó.

"Mi escape era comer y a veces hasta tomar un poco de más. No estaba bien psicológicamente, me sentía deprimido. Nunca en mi vida pensé que pasaría eso... No se lo deseo a nadie", concluyó Cristaldo, que gracias a la ayuda de una psicóloga y también a Coudet, que lo hizo "resucitar futbolísticamente", pudo recuperar las ganas de vivir y de jugar al fútbol.

Embed

Una publicación compartida de Jonatan Cristaldo (@churrycristaldo) el

"Recuperé la alegría, me siento profesional de nuevo. Vengo a entrenarme con ganas. Y ahora disfruto de las pequeñas cosas", concluyó.

Temas