Violaron a una chica de 17 años entre 10 hombres y los padres de ellos dicen que "se lo buscó"
La joven denunció que estuvo casi dos meses secuestrada en la casa de uno de los atacantes y que la tatuaron, quemaron y prostituyeron.

Khadija Okkarou, de 17 años, pasó casi dos meses secuestrada en una casa de la localidad de Oulad Ayad, en el centro de Marruecos. Allí fue violada por más de 10 hombres que además la tatuaron y la quemaron con cigarrillos.

La joven logró escapar y la policía arrestó a al menos ocho de los hombres que la violaron, pero otros cinco sospechosos seguirían prófugos.

Pero la madre de dos de los acusados de violación aseguró esta semana que Khadija "se lo buscó" por sus malos hábitos.

marruecos violacion.jpg
Créditos: Facebook de Bouchra Abdou

"Tiene una mala reputación en Oulad Ayad, todos saben que toma, fuma y hasta que se quema con sus propios cigarrillos", aseguró la madre de Mohammed y Radouane, dos de los acusados por el caso de violencia de género.

"Si realmente fuese una víctima habría llevado a mis hijos a la comisaría y la hubiese defendido yo misma. Ella quería esto, siempre me tocaba la puerta y preguntaba si mi hijo estaba en casa", relató la mujer.

El padre de otro de los detenidos se limitó a preguntarse por qué el padre de Khadija no llamó a la policía en los dos meses en los que la joven estuvo secuestrada.

Pero Khadija insistió con su verdad. "No me daban comida ni bebida, no me dejaban ni bañarme. Quiero que se haga justicia y que paguen por lo que me hicieron", aseguró la joven.