-

Le dieron prisión domiciliaria porque estaba "constipado" y se fugó

06 de septiembre de 2018

Ocurrió en una comisaría de Puerto Madryn. Una jueza concedió el arresto domiciliario basándose en motivos humanitarios y que sufría burlas de parte de sus compañeros. A las pocas horas de salir de la cárcel, se fugó.

Un preso fue beneficiado con la prisión domiciliaria y a las pocas horas se fugó. La defensa del detenido había presentado un habeas corpus ante la jueza Patricia Reyes en donde informaba que estaba constipado y que necesitaba realizarse enemas de manera crónica. Sus compañeros se burlaban de él y por eso sufría constante maltrato psicológico. Por eso, en el escrito presentado exigía que sea beneficiado con la prisión domiciliaria.

La fiscal del caso, María Angélica Cárcano, se opuso a la concesión del beneficio de arresto domiciliario para los detenidos ya que entendía que existía el riesgo que se fugue en caso de que sean liberados del arresto en la comisaría, debido a los antecedentes. Y también sostuvo que el informe del Cuerpo Médico Forense indicaba que no era necesario el arresto domiciliario por su situación.

A pesar de ello, la jueza Reyes otorgó el beneficio a Pablo Córdoba basándose en motivos humanitarios. Como Córdoba no tenía domicilio fijo y su madre no lo quería aceptar, lo trasladaron al domicilio de una amiga. A las pocas horas, la policía notificó que cuando fueron a realizar los controles al domicilio, Córdoba se había fugado.Ahora es intensamente buscado por la policía.