Por la crisis, General Motors suspende al personal de la planta de Santa Fe
La medida se anunció tras llegar a un acuerdo con el gremio SMATA y se extenderá hasta el 1º de enero de 2019.

La empresa General Motors pondrá en marcha un plan de suspensiones rotativas a lo largo de cinco meses en una fábrica ubicada en General Alvear, Santa Fe, tras llegar a un acuerdo con el gremio SMATA. El acuerdo tendrá vigencia hasta el 31 de enero próximo.

Durante el período de suspensiones habrá un solo turno en vez de dos y los trabajadores recibirán el 70% de sus sueldos netos.

Las autoridades de GM habían subrayado en julio de este año que la devaluación del peso y la suba de los costos de la materia prima perjudicaron sus perspectivas de ventas anuales.

En la planta de General Alvear se produce el Chevrolet Cruze que se vende tanto en el país como en Brasil.

Ahora, la empresa recortó su pronóstico de ganancias a 5,14 dólares por acción desde el anterior rango de entre 5,52 y 5,82.

En la Argentina, GM comercializa Chevrolet, que llegó a posicionarse como primera en ventas con el modelo Prisma en marzo con 3.744 unidades, mientras que en agosto el ONIX fue el segundo más vendido con 2.529 autos.

Según los últimos datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) correspondientes a agosto, en ese período fueron patentadas 1.042 unidades del Cruze, ubicado en el puesto número 16 en la lista de autos más vendidos.

La entidad había indicado en el sondeo que la cantidad de vehículos patentados en el país cayó 25,5% a lo largo del mes pasado en comparación con el mismo período de 2017.