Pisó yogur en un pasillo de supermercado, se cayó y deberán indemnizarla con $163 mil

09 de septiembre de 2018

La empresa nunca se puso en contacto con la víctima, quien sufrió una incapacidad permanente del 30%, y negó los hechos ante la Justicia.

Una mujer se resbaló con restos de yogur tirados en el pasillo de un supermercado, tras lo cual se golpeó el brazo y muñeca derechos y la cadera del mismo lado. El accidente le provocó una incapacidad permanente, por lo que deberá ser indemnizada con 163 mil pesos.

El hecho ocurrió el 8 de noviembre de 2014 en Maipú, la víctima hizo la denuncia y casi cuatro años más tarde, la justicia falló salió contra el supermercado.

Pasó que se había roto un envase de yogur y su contenido estaba desparramado en el piso, la mujer lo pisó, perdió la estabilidad y se cayó. Entonces otros clientes la ayudaron a levantarse y un de empleado de seguridad le avisó al gerente, quien llamó a una ambulancia.

Entonces le diagnosticaron traumatismo de brazo y cadera del lado derecho. Los empleados del local de Changomás le pidieron a la víctima sus datos personales para contactarse con ella, pero nunca lo hicieron.

Luego de atenderla, los médicos de la guardia confirmaron que padecía una “lesión tendinosa en hombro derecho con limitación funcional en miembro superior hábil, que le genera una incapacidad parcial y permanente del 30%”.

Con la denuncia en marcha, la empresa negó los hechos, impugnó los montos reclamados y desconoció la autenticidad de la prueba instrumental. Pero la jueza Fernanda Salvini se extendió en consideraciones que avalan la condena.

Atendiendo a la naturaleza de las secuelas, las concretas posibilidades laborales de la actora y de realización de otro tipo de tareas, corresponde estimar prudencialmente una indemnización de 120.000 pesos, más los intereses. En este caso se deben valorar la naturaleza de las lesiones y las secuelas incapacitantes; y que debió guardar reposo y realizar fisioterapia”, argumentó la magistrada.

Dadas las circunstancias que rodearon al caso, la jueza fijó un monto de 40 mil pesos, al que se le sumaron 3 mil por gastos terapéuticos. Así se llegó al monto de la sentencia: 163.000 pesos más los intereses desde noviembre de 2014.

Temas