De no creer: una pareja extrajo el esperma de su hijo muerto para tener un nieto

13 de septiembre de 2018

Su único hijo falleció a los 26 años en un accidente de motos. Ellos decidieron congelar su esperma y lograron tener un nuevo heredero, que hoy tiene 3 años, a través de la subrogación de vientre.

Una noticia conmueve al Reino Unido por estos días: un matrimonio decidió extraer y congelar semen de su hijo fallecido con el propósito de tener un nieto a través de una gestación subrogada.

El nene tiene hoy tres años y vive desde su nacimiento con los abuelos. La ley británica prohíbe el procedimiento sin el consentimiento escrito del donante y ahora la justicia investiga el caso.

Según informó el diario Mail on Sunday, el único hijo de la pareja tuvo un trágico accidente a los 26 años y durante dos días yació muerto hasta que lo encontraron. Sin el permiso previo del joven, el matrimonio extrajo y congeló una muestra de semen, que permanece vivo en el cuerpo del cadáver hasta tres días después.

fecundacion-in-vitro.jpg

Como la legislación británica exige un consentimiento escrito del donante que debe ser entregado a la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana, los ahora abuelos encontraron ayuda en Estados Unidos.

Un médico especialista en fertilidad, David Smotrich, hizo la gestación subrogada con una técnica de selección de sexo - también prohibida en el Reino Unido- para que sea varón. El proceso habría costado cerca de110.000 euros.

Smotrich fue el primer profesional que ayudó a fecundar in vitro un bebé a una pareja estadounidense del mismo sexo, en 1997. “Producir un niño a partir del semen de un muerto es extremadamente raro. Yo lo habré hecho unas cinco veces”, explicó.

Los abuelos eligieron a una mujer subrrogante y estuvieron presentes en el parto de su nieto, que tuvo lugar en 2015. Tras ser nombrados tutores legales del recién nacido, regresaron a Reino Unido.

Temas