-

Por la caída de la demanda, Fiat, Renault y General Motors suspenden 5.500 operarios

20 de septiembre de 2018

Es parte de los planes de contingencia realizados por las automotrices por la baja en las ventas, según comunicó SMATA.

Las automotrices Fiat Chrysler Automobiles, Renault y General Motors decidieron frenar la producción por la caída de la demanda y la acumulación de stocks, y suspender a 5.500 operarios.

Desde el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) de las filiales de Córdoba y Santa Fe confirmaron las suspenciones, tras los anuncios de los planes de contingencia realizados por las compañías.

Fiat Chrysler Automobiles lo hará con 2.300 trabajadores en la planta ubicada en la localidad de Ferreyra, diez kilómetros al sureste de la ciudad de Córdoba, desde el lunes 24 al viernes 28 de septiembre.

Por supuesto exceso de stock, la companía italiana paralizará la planta ubicada un en área de 820.000 metros cuadrados.

Por su parte, Renault suspenderá por el mismo plazo a 1.800 operarios en el complejo industrial que tiene en la localidad de Santa Isabel, unos nueve kilómetros al suroeste de la capital provincial.

Los 4.100 operarios que se verán afectados por la paralización de las plantas de producción percibirán el 75% de sus salarios durante el plazo de suspensión, confirmaron desde ambas compañías.

En su planta de cajas de velocidad en Córdoba, la empresa Volkswagen tiene vigente desde hace más de un año un cronograma en el que los 1.400 empleados no trabajan los lunes y plan continuará inalterado hasta fin de año.

También por la acumulación de stock, General Motors puso en marcha esta semana un cronograma de suspensiones rotativas en la planta que opera en la localidad de General Alvear, unos trece kilómetros al sur de la ciudad de Rosario, lo cual afectará a 1.400 operarios.

Temas