Le robaron al Obispo auxiliar de Quilmes: le sacaron hasta el báculo

02 de octubre de 2018

Ocurrió el domingo tras una misa en la Carpa Misionera que se llevó a cabo en Bernal. Le sustrajeron el auto, el celular y hasta los ornamentos

El obispo auxiliar del partido de Quilmes, Marcelo Julián Margni, conocido como el padre "Maxi", fue victima de un robo en la localidad bonaerense de Bernal, el pasado domingo tras dar una misa.

El sacerdote le ofreció a una feligresa acercarla hasta su casa en la zona de El Triángulo. Cuando paró en la puerta, en las calles Zeballos y 165, aparecieron dos motochorros. Uno se bajó del vehículo y lo amenazó con un arma. Lo dejó a pie, porque se llevó el Volkswagen Suran, su celular y hasta los ornamentos.

"Un ladrón se bajó de la moto, con el casco, alterado, con un arma impresionante. El muchacho vino a robar cualquier cosa, me pedía la llave del auto, donde tenía mis pertenencias: la mochila con mi computadora y todos los documentos. Se llevó el celular, que lo tenía encima y el auto", contó el sacerdote en declaraciones a Telefe.

"Son muchos años de trabajo en la calle y es la primera vez que tengo un episodio así", sostuvo Margni, quien había estado un mes en un curso de nuevos obispos de todo el mundo en Roma, tras lo cual viajó a Suiza y Alemania.

Después del susto, el padre "Maxi" sufrió los habituales contratiempos para hacer la denuncia policial y renovar los documentos que le robaron. "El protocolo de llamar al 911, la sensación de que nos vamos acostumbrando tanto a estas cosas, eso me da bronca", expresó.

"Voy a la comisaría, domingo al mediodía, imaginate, nada, ni Internet, hay como una precariedad del Conurbano que hace que tampoco las cosas puedan funcionar", lamentó.

El padre "Maxi" fue designado el 5 de diciembre pasado como obispo auxiliar de Quilmes por el papa Francisco.

El caso es investigado por la comisaría 5° y la UFIJ N° 6 de Quilmes.

Temas