Si pasa a Cruzeiro, Boca ya tiene casi cerrado a un "tapado" para ocupar el arco

03 de octubre de 2018

El Xeneize acordó de palabra el arribo de un arquero que ni siquiera figuraba entre los candidatos a reemplazar al lesionado Esteban Andrada.

Se trata del boliviano Carlos Lampe, actualmente en el Huachipato de Chile, quien se convirtió en la prioridad para reforzar el arco de Boca en caso de que el Xeneize se meta en las semifinales de la Copa Libertadores de América.

Caída la posibilidad de Marcos Díaz, de Huracán, todos los cañones apuntaban al peruano Pedro Gallese, de Tiburones Rojos de Veracruz. Sin embargo, en las últimas horas, y por pedido de Guillermo Barros Schelotto, la dirigencia fue a buscar al arquero de la Selección de Bolivia.

Con 31 años y 1.92 metros de altura, el boliviano es figura en el torneo chileno defendiendo el arco de Huachipato, el único equipo fuera de su país en el que militó.

Temas