-

Industriales y constructores anticipan peores meses

Por: Fernando Alonso
04 de octubre de 2018

El panorama actual es muy oscuro, pero las proyecciones y expectativas de los empresarios del sector plantean un futuro todavía más pesimista.

CHAPA FERNANDO ALONSO FIRMA

La industria se desplomó otro 5,6% en agosto y la construcción se mantiene estancada, con tendencia a perder puestos de trabajo especialmente por la paralización de la obra pública. Son dos indicadores más, dos fotos de la situación de la economía argentina de agosto, según los trabajos estadísticos del Indec. Se suman a la recesión que refleja el Estimador Mensual de Actividad Económica, el proceso inflacionario que alcanzará récord en septiembre, la suba de la desocupación y de la pobreza, entre tantos otros que se conocen a diario.

Industria automotriz.jpg
La producción de autos cayó un 16,4% en octubre.<br>
La producción de autos cayó un 16,4% en octubre.

Pero los dos informes que difundió el Indec este jueves sobre industria y construcción. Además, advierten sobre lo que esperan los empresarios para los próximos meses y es ahí donde se aprecia la profundidad de la crisis. No hay una sola expectativa positiva entre industriales y constructores. El 59,7% espera caída de la demanda interna; el 52% no cree que la devaluación impulse sus exportaciones y el 47,3% que mantendrá las importaciones; el 61,4% no espera cambios en la dotación de personal pero ya un 31,1% adelanta que tendrá que despedir empleados, además de que un 41,1% anticipa caída de las horas trabajadas. Finalmente, más del 90% de las industrias cree que o mantendrá o bajará la utilización de su capacidad instalada frente a un 8,3% que espera aumentar su producción.

El 59,7% espera caída de la demanda interna; el 52% no cree que la devaluación impulse sus exportaciones

La lectura de la opinión de los industriales anticipa que hasta fin de año nadie invertirá en sus plantas, soportarán los mayores costos de importar y no se beneficiarán con aumento de exportaciones. Todo eso se reflejará en el empleo: habrá menos trabajadores que trabajarán menos horas, lo que implica una doble caída en el ingreso de las familias retroalimentando la recesión.

Respecto de la construcción, el propio informe del Indec lo expresa: "Los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa de la construcción, realizada a grandes empresas del sector, muestran expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período septiembre-noviembre 2018, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas o públicas".

Así se desprende de algunas respuestas como que 63,6% de las empresas que realizan obras privadas y 77,8% que se dedica a la obra pública prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante los próximos tres meses. Respecto del empleo, esperan que baje el 39,4% de los que trabajan en obras privadas y 56,5% de los que hacen obras públicas.

En la construcción surge una particularidad, las empresas que realizan principalmente obras privadas y aquellas que se dedican mayormente a la obra pública toman crédito en 66,7% y 76,3%, respectivamente, de las bancas privada y pública. Para tener una idea, la tasa por descubierto en cuenta corriente se ubicó esta semana en 70% anual. Es prácticamente inviable financiarse a esa tasa lo que paraliza todas las obras.

Mientras los dos sectores que absorben mayor cantidad de empleo calificado la industria y de baja calificación y precario de la construcción están en crisis y con pésimas expectativas para los próximos meses, la gestión del equipo económico está concentrado en enfriar más la economía con la idea de que por ese camino lograrán frenar la inflación y ganar la confianza de los inversores. En casi tres años de gestión no lo lograron, pero aun así insisten en el camino.

Temas