Iguacel justificó la compensación del gas a las empresas culpando otra vez al kirchnerismo

08 de octubre de 2018

El secretario de Energía dijo que planearon el pago "en 24 cuotas, en lugar de 6 como dice la ley, para morigerar la suba", por el impacto de la megadevaluación.

El ex ministro de Energía y Minería, degradado ahora a la categoría de secretario, Javier Iguacel, intentó justificar el tarifazo sobre el tarifazo que aplicará el gobierno de Mauricio Macri a las facturas de gas apelando a la gran estrella del viejo manual de las excusas: la herencia recibida.

Tras el escándalo que generó la decisión del oficialismo de cargar sobre las espaldas de los usuarios una compensación extraordinaria a las empresas productoras de gas por la profunda devaluación del peso, Iguacel intentó presentar el recargo sobre el tarifazo que entró en vigencia hace apenas una semana casi como éxito de gestión: "morigeramos el impacto llevando la compensación a 24 meses en lugar de los 6 meses en los que debería realizarse".

Iguacel explicó que no es la primera vez que se realizan este tipo de compensaciones pero que esta vez, en virtud de la magnitud de la devaluación del peso se siente que especial fuerza en las boletas de los usuarios.

La compensación surge por el desfase implícito por la operatoria del mercado energéticoy está prevista en una ley heredada del gobierno de Carlos Menem que no se aplicaba antes en virtud de la Ley de Emergencia Económica. Los consumidores pagan en pesos a las empresas distribuidoras por el gas que consumen. A su vez las distribuidoras pagan en pesos ese gas 60 días más tarde a las compañías productoras, unas pocas y en su mayoría multinacionales, que venden su gas en dólares pero por el cual reciben los pesos acordes al valor teniendo en cuenta la cotización del momento.

La megadevaluación de agosto pasado generó un fuerte desequilibrio en la ecuación. Los pesos recaudados por las distribuidoras y girados a las productoras ya no alcanzaban a pagar las tarifas en dólares merced de la profunda devaluación.

Ahora los consumidores deberán compensar esa diferencia. Son unos 10 mil millones de pesos que se les pagará a las petroleras en 24 cuotas a partir del próximo 1° de enero.

Así desde el próximo año en cada factura llegará un nuevo ítem, del 10% del total de la factura, destinado a compensar a las productoras para que no pierdan por la devaluación y que en promedio representan unos 90 pesos extra en cada factura.

Temas