-

El Gobierno calificó de "irracional" el paro de la UTA y pidió que se levante

27 de diciembre de 2013

"No jodan a la gente", dijo el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. La huelga fue convocada por los choferes de larga distancia para el 31 de diciembre. Finalmente, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pidió este  viernes a los dirigentes sindicales de la Unión Tranviarios Automotriz (UTA) que levanten el paro de micros programado para el 31 de diciembre, al  que calificó de "irracional".

"No jodan a la gente que quiere pasar fin de año tranquilo con su familia", enfatizó el ministro y añadió que "no puede ser que pongan nuevamente a la gente de rehén con pedidos absolutamente irracionales". 

En ese sentido, reclamó que se "suspenda ya mismo esta medida de fuerza extorsiva e injustificada".
 
"Parece mentira que molesten de esta manera a millones de argentinos que lo único que pretenden es viajar para reencontrarse con sus familiares o disfrutar unos días de vacaciones", subrayó Randazzo.

Y agregó: "De una vez por todas hay que terminar con este tipo de medidas que sólo aportan problemas".

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) amenazó este viernes con realizar un paro nacional en el servicio de larga distancia el martes, en víspera de las fiestas de Año Nuevo, en repudio a "la negativa empresaria de otorgar un adelanto a cuenta de paritarias y en el pago de viáticos".

Así lo confirmó el titular de la UTA, Roberto Fernández, quien se quejó porque el gremio todavía no pudo fijar fecha de inicio de las discusiones paritarias 2014 ya que "tanto los empresarios como los funcionarios están de vacaciones".

El paro nacional comenzaría el martes 31 a la cero hora y adherirían 22 mil colectiveros en todo el país.

Temas