-

Massa reclamó "abrir más mercados para crecer" y pidió "no seguir importando deuda"

15 de octubre de 2018

De gira por Estados Unidos, el líder del Frente Renovador afirmó que "os primeros que tienen que volver a confiar en la Argentina son los argentinos y eso se logra con políticas de estado".

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, habló en el Centro Internacional Wilson Center de Estados Unidos y advirtió que “el Gobierno recurrió al endeudamiento en el FMI en lugar de recurrir al llamado a la confianza de los argentinos”. En ese sentido explicó: “Tenemos que abrir más mercados para crecer y desarrollarnos, no podemos seguir importando deuda y exportando ahorro, tenemos que exportar trabajo”.

“Es un momento de mucha dificultad porque convivimos con inflación, pérdida del valor de la moneda y desbalance comercial”, declaró ante estudiantes universitarios, políticos y empresarios argentinos y estadounidenses.

“La necesidad de financiamiento representaba menos del 20% de lo que tienen los argentinos en el exterior”

“Cuando me preguntan entre la integración regional o comercial, no me importa la relación personal entre dirigentes, porque lo que fortalece al país es vender trabajo argentino al mundo”, expresó.

“La necesidad de financiamiento representaba menos del 20% de lo que tienen los argentinos en el exterior”, expresó y profundizó: “El próximo gobierno va a tener que discutir el acuerdo con el FMI nuevamente. El acuerdo tal como está lo que hace es delegar la política monetaria y de crédito al directorio del Fondo”.

“Los primeros que tienen que volver a confiar en la Argentina son los argentinos, y eso se logra con políticas de estado”, explicó y argumentó que “el fracaso de este Gobierno generó desilusión en la sociedad que aspiraba a que un cambio de modelo, con compromiso de pobreza 0, inflación controlada por un equipo que anunciaban como el mejor de los últimos años, eliminación de presión impositiva promovida en campaña, iban a ser el sendero de perspectiva de desarrollo”.

“El Gobierno se encerró en su arrogancia con recetas viejas que ya habían fracasado”, y profundizó que “el diálogo aparece en la necesidad, no como planteamiento de una línea estratégica”.

“Nuestro desafío hoy es construir una alternativa que lidere la potencia que tiene nuestro país, con un estado fuerte y presente, y con un mercado apalancado en la economía real y no en la timba financiera como lógica de financiamiento de algunos sectores de la sociedad”, reveló.

Temas