-

Ex funcionario detenido en la causa de los cuadernos pidió investigar las llamadas entre Bonadio y la fiscalía

16 de octubre de 2018

La defensa del imputado requirió que se haga el entrecruzamiento de llamadas entre el juez de la causa y la fiscalía a cargo de la investigación.

"Mi cliente está preso porque no cedió a la extorsión", disparó el abogado de uno de los ex funcionarios del kirchnerismo que está preso en el marco de la causa de los cuadernos en su pedido a la Cámara Federal de que se investigue el accionar del juez Claudio Bonadio y de la fiscalía a cargo de la investigación.

Mariano Silvestroni, abogado del ex asesor jurídico del Ministerio de Planificación Rafael Llorens pidió que se ordene el entrecruzamiento de llamados entre el juzgado a cargo de Claudio Bonadio, la fiscalía que encabeza Carlos Stornelli, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y los supuestos operadores de la Casa Rosada.

Silvestroni pidió nulidad del procesamiento que dictó Bonadio respecto a Llorens porque no se grabó la declaración de los arrepentidos y porque su defendido fue imputado en base a "cuatro papelitos" de fotocopias de cuadernos incinerados que son una "prueba perversa" sin fuente alguna.

En ese sentido el abogado pidió que se ordenen medidas de prueba tendientes a corroborar la supuesta existencia de presiones para lograr "arrepentimientos" y testimonios para "armar" la causa.

"Hay una doble vara en la manera de construir las imputaciones que torna nulo todo el proceso", expresó Silvestroni en su exposición en la Sala I de la Cámara. También acusó a los camaristas de "una ceguera procesal autoinflingida".

"Yo digo que acá hay presiones, ustedes no me creen, pero ordenen medidas de oficio", lanzó Silvestroni.

Temas