Crimen en un hotel alojamiento: la embarazada murió desangrada por las heridas que le provocaron

17 de octubre de 2018

Eso indica el informe preliminar de la autopsia que se le hizo al cuerpo de Carolina, de 25 años. La Justicia cree que esas heridas se produjeron durante un juego sexual, aunque no tienen claro en qué contexto se dio.

La mujer embarazada de siete meses que fue encontrada sin vida en un hotel alojamiento de Florencio Varela murió desangrada por las lesiones que sufrió en el aparato urinario, digestivo y reproductor.

Los investigadores creen que esas lesiones fueron producidas durante un juego sexual, aunque no tienen en claro que la relación empezó como algo consentido y luego derivó en una violación.

Según un informe preliminar de la autopsia, a la que accedió Clarín, el cuerpo de Carolina Medina, de 25 años, reveló que la causa de la muerte fue un "shock hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal".

Esas lesiones se habrían producido "por un objeto": lo que se investiga ahora es si fue una botella de cerveza que la pareja pidió a la conserjería cuando entraron al hotel, pero que ya no estaba cuando se ingresó a la habitación. Lo que sí se encontró fueron una bolsitas con una sustancia blanca que —sospechan— sería cocaína.

Temas